José Antonio Segurado falleció en Madrid a los 79 años de edad. EFE/Archivo

Los empresarios lloran a Segurado

stop

José Antonio Segurado fallece a los 79 años y, en su muerte, cosecha el reconocimiento sin fisuras de CEOE y CEIM

Madrid, 17 de febrero de 2017 (15:30 CET)

El que fuera cofundador de la CEOE, presidente de honor de la Confederación Empresarial Independiente de Madrid (CEIM) asesor y ex vicepresidente del PP, José Antonio Segurado, falleció en Madrid a los 79 años. Nacido en Barcelona el 23 de enero de 1938, cursó estudios de derecho y economía en la Universidad de Deusto y en Madrid entre los años 1955 y 1957, aunque no terminó ninguna de las dos carreras.

La patronal que dirige Juan Rosell mostró este viernes sus condolencias ante el fallecimiento y ha destacado su protagonismo en el asociacionismo empresarial. Rosell subraya "el papel relevante" de Segurado en el ámbito del asociacionismo empresarial y su permanente dedicación por participar en las actividades de las asociaciones, a las que dedicó hasta su último esfuerzo.

Segurado ocupó distintos puestos en la CEOE, entre otros el de vicepresidente, tesorero y presidente de la comisión de relaciones internacionales (1977-1985) así como miembro de su comité ejecutivo. Además, participó decisivamente en la creación de CEIM, asociación de la que fue presidente de honor y que presidió durante cerca de ocho años.  

Inició su trayectoria profesional como agente libre de seguros y desde 1960 a 1963 fue representante de una empresa financiera de Texas. En 1962 formó la Asociación Financiera Intercontinental. Un año después constituyó SEFISA Financiaciones, en la que ocupó el cargo de director general y consejero. De la expansión de esta sociedad a diversas regiones surgieron: Sefipalpa, Sefieste, Sefitour, Sefileyland y Seficitroen.

En 1981 ocupó una de las vicepresidencias de la CEOE, cargo que abandonó en 1983 al decidir la junta directiva de la confederación la supresión de cinco vicepresidencias, entre ellas la que él ocupaba. Antes, en 1978, había sido elegido presidente de la CEIM y además fue nombrado para el mismo cargo en junio de 1981 por un período de tres años.

Incursión en la política

En enero de 1985 abandonó la CEIM para hacerse cargo de la presidencia del Partido Liberal. En junio de 1986 obtuvo el acta de diputado al Congreso por Coalición Popular, en la que estaba encuadrado el Partido Liberal (PL). Ocupó el tercer lugar dentro de la candidatura del PP por Madrid en las elecciones generales del 29 de octubre de 1989. Obtuvo el escaño, pero en 1990 dimitió de todos sus cargos en el PP y del escaño en el Congreso de los Diputados, en el que le sustituyó Salvador Garriga.

Tras abandonar la política en 1990, se incorporó en mayo del mismo año al consejo de administración de Acerinox, y meses después al de la Unión y el Fénix. En 1995 asumió la presidencia del Club Última Hora de Mallorca, donde desarrolló el fomento de la actividad cultural en la isla.

Entre otros galardones, en 2003 recibió el premio honorífico al Asociacionismo Empresarial, otorgado por la Cámara de Comercio e Industria de Madrid y CEIM, además de la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo, concedida por la Comunidad de Madrid.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad