Los empresarios se italianizan: 'pasan' de política

stop

La patronal catalana Pimec cree que Cataluña y España están viviendo un proceso de "italianización". Es decir que "la política va por un lado y la economía por otro"

Josep González, presidente de Pimec, reunido con Mariano Rajoy en 2014 / EFE

Barcelona, 12 de enero de 2016 (13:18 CET)

Cataluña, y ahora también España, no se parecen a Italia sólo por la fragmentación política. También se asemejan en que "la política va por un lado y la economía por otro", según ha valorado Josep González. El presidente de la patronal de pequeñas y medianas empresas Pimec ha hablado de una "italianización" de Cataluña y España y de sus empresarios para justificar la buena marcha y perspectivas de las empresas a pesar de los "follones" políticos.

La patronal ha presentado este martes un estudio sobre la evolución en 2015 y las previsiones para 2016 de las pymes industriales catalanas, que dibuja un panorama más que positivo. Según la encuesta, el 60% de las pequeñas y medianas empresas creció el año pasado, mientras un 20% se mantuvieron y otro 20% perdieron ingresos.

Venden, exportan y contratan más

El estudio también les pone buena nota en exportaciones: el 55,3% de las pymes ha incrementado las ventas fuera de España, mientras casi un 15% las ha reducido. Las pymes industriales catalanas tienen un tercio de sus ventas en el extranjero, mientras el resto de España supone un 25% de su mercado.

Respecto al empleo, las pequeñas y medianas empresas de Cataluña han incrementado un 2,4% su plantilla. El 41% ha incrementado mientras el 14% ha reducido. De cara a 2016, el 60% prevé mantener la plantilla mientras el 34% espera contratar. Siete de cada diez empresas estima que su negocio mejorará este año y más de la mitad (52%) cree que exportará más que el año pasado.

Ignoran la independencia

La encuesta se realizó en la segunda mitad de noviembre, justo después de la declaración de ruptura de Cataluña respecto a España del 9N. Por ello, Josep González se ha aventurado a decir que la política no influye en los empresarios, que sólo "trabajan para vender más" al margen de los "follones" políticos.

"Se está produciendo una cierta italianización. Hace unos años, iba mucho a Italia y cuando comentaba la situación política con los empresarios, no querían ni hablar de ello. Estaban sólo por la labor de vender más", ha explicado. Para González, esta es la situación actual en Cataluña y España: "La política va por un lado y la economía por otro. Las empresas van bien al margen de la situación política".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad