Los 'espías' de la información empresarial se convierten en imprescindibles

stop

INFORMACIÓN COMERCIAL Y FINANCIERA

Un panel informativo de la Bolsa de Madrid muestra la evolución del Ibex español / EFE

en Barcelona, 30 de octubre de 2015 (23:17 CET)

La morosidad de las empresas se ha ido recuperando en los últimos meses, después de dispararse hasta niveles desconocidos durante los años más duros de la crisis. Dos de las lecciones que han dejado estos años oscuros –según la CEOE, entre 2008 y 2013, en España bajaron la persiana más de 184.000 negocios— es la de la prudencia y la de disponer de toda la información posible antes de la toma de cualquier decisión en una compañía.

Este cambio de mentalidad se ha reflejado en el boom de las firmas especializadas en husmear hasta el último detalle de los registros mercantiles y las cuentas públicas de las empresas. A la mayor demanda de información detallada se han unido las facilidades de difusión y comercialización que aportan las nuevas tecnologías. Una mina de oro que han sabido aprovechar firmas como Informa --perteneciente al grupo Dun & Bradstreet, una red internacional que cuenta con información de más de 240 millones de empresas--, Axesor e Iberinform, tres de los líderes de este sector en el mercado español.

El negocio de la información

"Antes de cualquier venta, es fundamental mirar la solvencia de aquel a quien vas a vender", comenta Gal.la Sánchez, gerente del grupo Asesoría Financiera, que explica cómo el uso de estos informes ("manejamos entre 5 y 6 al día", sólo en la oficina de Barcelona, comenta) se ha convertido en un requisito básico a la hora de asesorar a cualquier empresa, en cualquier tipo de acción.

Unos informes que, en definitiva, no sólo ayudan a hacer negocios, sino que son negocio en sí mismos. Así lo reflejan las cuentas de Informa, la firma líder en el mercado nacional de la información empresarial. Con una facturación cercana a los 60 millones anuales y 3 millones de usuarios, los productos de Informa son consultados por emprendedores, pymes o grandes corporaciones del Ibex 35.

Conrado Martínez, director de Marketing del grupo, presume de la evolución del negocio: si en 1999 tenían unos 15.000 clientes virtuales (tres años antes la empresa había dado el salto a internet), en 2007 la cifra ya alcanzaba el millón, multiplicándose por tres en 2015. Así son las generosas cuentas de una empresa que emplea a día de hoy a cerca de 350 trabajadores.

Informes para todos los públicos

Lo que no deja lugar a dudas es la popularización de esta información entre el público general, más allá de expertos o analistas empresariales. Buena culpa de ello tiene el portal E-Informa, lanzado en el año 2000 por la compañía a la que pertenece Martínez. "Se convirtió en una puerta de acceso, a través de informes gratuitos, para solicitar después información más detallada", explica.

Hoy la variedad de productos y precios (desde los 3 a los 40€, en el caso de documentos específicos) de este grupo es enorme. Desde informes de autónomos, sectoriales, morosos o de reputación online hasta un servicio premier --"fruto de la crisis", apuntan--que permite el seguimiento al detalle de una cartera completa de empresas y de una información financiera actualizada de manera constante.

Valoración de empresas  

Aunque con un volumen de negocio menor, otra marca consolidada del sector es Axesor, que cuenta con unos 180.000 clientes entre particulares y empresas, a los que vendió por valor de 20 millones de euros en 2014. Especializada en el análisis de riesgo y con cerca de 180 empleados, Axesor funciona también como una agencia de rating para compañías de tamaño medio que desean acceder a fuentes de financiación alternativas en los mercados de capitales. 

Dionisio Torre, responsable de Desarrollo de Negocio de Axesor, habla del "cambio de paradigma en la gestión empresarial" en la España de los últimos años. El objetivo ya no es gestionar de la mejor manera una situación de impago, sino anticiparse a ellas. "El tipo de informes que se demandan ahora no son informes pasivos que ofrecen una fotografía estática de una empresa, sino sistemas interactivos y dinámicos que permitan anticiparse a los acontecimientos", apunta.

Innovar continuamente

En lo que las firmas consultadas coinciden es en la necesidad de invertir continuamente buena parte de sus recursos en innovación (en torno al millón de euros en el caso de Informa, y cerca de los dos millones en Axesor), con el objetivo de proporcionar soluciones vinculadas a las tecnologías más novedosas y a los nuevos tipos de clientes que aparecen en este jugoso mercado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad