Los estanqueros españoles plantan cara a Bruselas

stop

La Unión de Estanqueros aseguran que el Estado perderá 1.700 millones de recaudación fiscal si la Directiva del Tabaco no se modifica

05 de septiembre de 2013 (12:53 CET)

La nueva Directiva del Tabaco que se debate en Bruselas ha puesto en alerta a los estanqueros de España. La patronal del sector, la Unión de Asociaciones de Estanqueros, asegura que la reforma legislativa atestará un golpe de gracia a su negocio y abrirá la puerta al comercio ilícito.

Los empresarios del sector señalan que la intención de Bruselas de que todo el tabaco de la Comunidad tenga el mismo formato y sabor provocará un incremento muy significativo de la fabricación de productos falsificados. Ya han movido ficha para minimizar sus efectos en el país.

Enmiendas

El presidente de la patronal, Mario Espejo, ha hecho un llamamiento a las autoridades y eurodiputados españoles para que se opongan a las nuevas medidas en la próxima votación de enmiendas. El ejecutivo declara que no existen evidencias científicas que respalden la directiva propuesta. Es decir, no sirve ni para minimizar sus efectos nocivos ni facilita que se deje de fumar.

La patronal recuerda que el Estado obtiene una recaudación fiscal significativa con la venta de sus productos.

Informe AFI

“Los impuestos a las labores del tabaco alcanzan casi los 10.000 millones de euros anuales”, afirman los estanqueros en un comunicado. Se basan en un informe de la consultora Analistas Financieros Internacionales (AFI).

El documento también asegura que la iniciativa legislativa de Bruselas podría provocar en España unas pérdidas de unos 1.700 millones de euros de recaudación fiscal si se publica sin ninguna modificación.

Situación de equilibrio

Espejo asegura que la intención de los estanqueros es llegar a una situación de equilibrio en la nueva directiva.

La patronal denuncia que el comercio ilícito de tabaco ronda ya el 12% en el conjunto del Estado. Ha recuperado las declaraciones del comisario europeo de Fiscalidad y Lucha contra el Fraude, Algirdas Semeta, del pasado junio. En ellas, el político lituano cifró en 10.000 millones de euros las pérdidas en todos los Estados miembros por el contrabando de tabaco.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad