Los ex consejeros de Marsans conservarán sus bienes

stop

La juez que lleva el caso considera que “no se ha probado” que conocieran las cuentas anuales del grupo turístico ni las presuntas irregularidades en la gestión de Díaz Ferrán y Pascual

Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz Ferrán

28 de marzo de 2011 (16:40 CET)

El Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid ha desestimado la petición de embargo cautelar de bienes a varios antiguos consejeros del Grupo Marsans. Una demanda realizada por el acreedor Mapa Tours y por la administración concursal para cubrir el agujero patrimonial de 271 millones de euros que tiene la compañía turística.

Según el auto dictado este lunes por la juez Ana Maria Gallego “no se ha probado” que los consejeros conocieran antes de firma el borrador de las cuentas anuales de Marsans que incluían desvíos de dinero a la matriz, Teinver, en forma de préstamos por 221 millones de euros. La magistrada considera “acreditado” con pruebas documentales que los consejeros firmaron las cuentas el 28 de octubre de 2009 y que la auditoría donde se reflejaban las presuntas irregularidades está fechada el 23 de noviembre de 2009. Ahora los demandantes cuentan con cinco días para presentar un recurso de apelación.

Por el momento evitan el embargo de vienes Carlos de Borbón y Dos Sicilias, primo del rey y consejero de Reyal Urbis y Cepsa; el antiguo vicepresidente de Banif, Emilio Novela; y el empresario José Félix de Rivera García, entre otros. También formaban parte del consejo de Marsans Gerardo Díaz Santamaría e Ignacio Pascual de Rivera, hijos de los gestores del grupo, Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual.

Culpables en la calificación del concurso

Con todo, la juez Gallego señala en el mismo documento que será en la fase de calificación del concurso de acreedores donde se "habrá de identificar a las personas" culpables de la insolvencia. Los administradores concursales ya han pedido que se declare responsables de la caída del grupo a Díaz Ferrán y Pascual.

En el auto la magistrada también deja claro que los consejeros son culpables de “infringir un deber esencial, el de diligencia del administrador” por no contrastar las operaciones presuntamente irregulares. Asimismo, señala que debieron impugnar las cuentas anuales, el informe de gestión y la propuesta de aplicación de resultados. "Una maniobra que engendra un auténtico fraude de ley", concluye.

La empresa turística tenía saldos pendientes de cobrar por importe de 189,6 millones de euros, pero otorgó garantías de 212,6 millones de euros a Teinver y a filiales como Air Comet o Astra. La juez considera así que los gestores agravaron la situación de insolvencia al retrasar la presentación del concurso de acreedores.

Los primeros tres consejeros (Borbón dos Sicilias, Novela y de Rivera) dimitieron el 16 de noviembre de 2009 y el resto el 21 de diciembre de 2009, fecha a partir de la cual Díaz Ferrán y Pascual asumieron la gestión íntegra de la empresa. Una tarea que realizaron hasta su venta en junio de 2010 a la sociedad Posibilitum Business, del empresario especialista en quiebras Ángel del Cabo, a la vez que se declaró en concurso de acreedores. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad