Un investigador realiza prácticas en un laboratorio español

Los investigadores destapan la última de Rajoy en precariedad laboral

stop

Denuncian los efectos negativos que comportará el cambio de nomenclatura de las contrataciones predoctorales

Barcelona, 21 de febrero de 2017 (19:00 CET)

Los investigadores han emprendido una guerra contra el Gobierno. Según ha denunciado hoy Comisiones Obreras (CCOO), la modificación de las características de los contratos predoctorales de investigación perjudican a 9.000 contratados en España. El cambio radica en la modificación de la nomenclatura bajo la que están agrupadas las contrataciones. Los contratos predoctorales han pasado de tener el código 401 a tener el código 420, propio de los contratos en prácticas.

Según Hipertextual, este cambio se produjo sin aviso y de forma retroactiva a los contratos firmados desde 2014. Algo que ahora empeorará las condiciones laborales de los investigadores. En primer lugar, porque no pueden acceder a la tarjeta sanitaria europea; en segundo lugar, les impide volver a tener otro contrato en prácticas con una empresa privada.

Otra de las situaciones desfavorables es que, quienes tienen contratos predoctorales de investigación, pierden el derecho a indemnización una vez finalicen su contrato. Según el sindicato, desde el propio ministerio no han aclarado los motivos por los que se han efectuado estos cambios que afectan a los investigadores con contratos temporales.

El colectivo que ha quedado atrapado en este entramado lo componen los estudiantes postdoctorales que tienen la tesis y hacen investigación de impacto y los investigadores con proyectos de investigación con contratos con corta duración. Este cambio también afecta los predoctorales con contratos de cuatro años durante los que elaboran la tesis.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad