Los pantalones vaqueros congregarán a más de 3.000 expertos en Barcelona

stop

Fira organiza la Denim by Première Vision con la intención de congregar más público tras aumentar un 5% el número de expositores

La feria Denim by Première Vision aterriza en Barcelona

21 de mayo de 2014 (13:21 CET)

Barcelona se ha enfundado los vaqueros para dar paso al certamen Denim by Première Vision dedicado a este tejido y a toda la industria relacionada con él. “Este año los registros previos al certamen han sido superiores a las dos últimas ediciones celebradas en París”, ha subrayado el director ejecutivo del grupo Première Vision, Philippe Pasquet, este miércoles en la capital catalana.

La previsión para la primera edición celebrada en Fira Barcelona es prometedora. Se esperan más de 3.000 visitantes especialistas en el sector. Hasta ahora, esta cita con el denim se había celebrado en París, pero la organización ha optado por dar un salto y trasladarse a la ciudad de Gaudí.

Más impacto cualitativo que económico

El impacto económico que este evento tendrá en Barcelona se desconoce. Según apunta Pasquet, suele ser entre tres y cinco veces el gasto que se realiza directamente en el salón. Sin embargo, ni el ayuntamiento ni Fira Barcelona han hecho un estudio en este sentido. “El impacto es cualitativo e importante porque viene gente de todo el mundo. La cantidad no creo que sea lo más relevante”, ha subrayado el director de negocios externos de Fira, Pere Campubrí.

Barcelona pretende, como nueva sede de la Denim by Première Vision, estar presente, y con fuerza, en el sector textil. Además, la relevancia de esta industria se traduce en 51.000 millones en el último año y con la previsión de alcanzar los 56.000 millones de cara al 2018. “En 2013 se vendieron dos billones de vaqueros. Cada segundo se compran 60 pares”, ha subrayado la directora del salón Denim, Chantal Malingrey.

Aumento de expositores con la intención de seguir en BCN


El encuentro contará este año con un 5% más de expositores, con cien proveedores de más de 20 países. “Esta feria nos sirve como escaparate de la marca Barcelona. Apoya a una industria y, a la vez, a la creación de empleo”, ha insistido la teniente de alcalde, Sònia Recasens.

Por ello, tanto las instituciones barcelonesas como Première Vision esperan que el certamen pueda celebrarse durante mucho tiempo en la ciudad. “No hay un contrato a largo plazo, pero eso no es lo importante. Hemos dejado París para venir a Barcelona y las dos ediciones de este años se celebrarán aquí”, ha señalado Pasquet. Una idea que ha querido remarcar Campubrí. “La duración la decidirán ellos y el cliente, pero nuestra idea es que estén mucho tiempo y si algún día se van, esperaremos a que vuelvan”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad