Los Reyes Magos de los desahuciados

stop

Una pequeña constructora de Valencia cede 28 viviendas por 50 euros mensuales a familias que han perdido su casa

Los Reyes Magos de los desahuciados / Lluís Recasens "L'Avi"

05 de enero de 2013 (21:46 CET)

El regalo de los Reyes Magos de este año llegará a 28 familias del municipio de Carlet (Valencia) en forma de un piso de dos o tres habitaciones por apenas 50 euros mensuales. Es la iniciativa con la que la pequeña constructora Hermanos Felipe ha decidido cundir con el ejemplo ofreciendo viviendas a desahuciados a un precio simbólico para su mantenimiento.

“Lo teníamos en mente desde hace tiempo hasta que vimos que otro promotor madrileño y la Fundación Todo Ayuda habían decidido ceder pisos a familias sin recursos en otro municipio de Valencia. Entonces nos pusimos en contacto con esta organización para hacer lo mismo”, explica con orgullo uno de los tres hermanos de esta promotora, Agustín Felipe.

Pisos fantasma


Esta constructora valenciana es una empresa familiar de apenas una quincena de trabajadores que ha sufrido en primera persona el duro golpe de la crisis económica. Ligados toda la vida a la albañilería, tres hermanos de Torrent (Valencia) -- Agustín, Jesús y Juan-- fundaron la compañía hace más de 20 años.

“Teníamos estos pisos construidos desde 2009 con una escasa perspectiva de venta así que pensamos en que deberíamos ser solidarios porque siempre hay gente que está en peor situación”, detalla Felipe.

El bloque de casi una treintena de viviendas que ofrece por apenas 50 y 60 euros al mes tienen un coste entre 110.000 y 130.000 euros, con garaje incluido. La constructora los cede durante dos años prorrogables, con posibilidad de que si las condiciones económicas de las familias mejoran tengan prioridad en la compra del piso.“No vamos a obligarles a quedarse con la vivienda pero si lo quieren hacer, nosotros se lo pondremos lo más fácil posible”, explica.

Ejemplo para multinacionales y bancos


Los últimos casos de desahucios en España han movilizado no sólo a diferentes asociaciones y vecinos de los afectados, sino también a pequeños empresarios que quieren dar ejemplo para que se unan en su camino grandes multinacionales y bancos.

“Hay gente que no tiene culpa de la crisis y que se ha quedado sin techo para cobijarse. Nosotros aunque no tengamos prácticamente trabajo todavía podemos ayudar en la medida de los posible”, detalla uno de los socios de la promotora, quien subraya la satisfacción personal que se siente cuando se llevan a cabo este tipo de proyectos.
El Ayuntamiento de Carlet será ahora el encargado de adjudicar estos pisos a las familias que más lo necesiten y ofrecerles así el mejor comienzo del año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad