Mediante la compra de Deliveroo, Uber quiere dominar el segmento de la entrega de comida a domicilio.

Los sindicatos catalanes piden regular la economía colaborativa

stop

Los sindicatos negocian el nuevo Acuerdo Interprofesional de Cataluña enfocados a delimitar las condiciones laborales de la economía colaborativa

EFE

Mediante la compra de Deliveroo, Uber quiere dominar el segmento de la entrega de comida a domicilio.

Barcelona, 10 de febrero de 2018 (18:17 CET)

Los sindicatos catalanes quieren fijar qué es la economía colaborativa en la mesa de negociación con las patronales para el nuevo Acuerdo Interprofesional de Cataluña (AIC), también piden que se limite la cadena de subcontrataciones e impulsar medidas de igualdad.

CCOO y UGT, y las patronales Foment del Treball, Pimec y Fepime iniciaron este mes el proceso de negociación del próximo AIC, que constituye el eje central de la concertación entre patronales y sindicatos y que tiene vigencia para varios años. Los problemas de la nueva economía y la precariedad laboral, que no retrocede pese al crecimiento económico, son dos de los grandes ámbitos en los que los sindicatos catalanes decidieron poner el foco a la hora de abordar el diálogo.

Los dos sindicatos, que elaboraron una plataforma conjunta, se fijaron como reto que el AIC sirva de base para regular las condiciones laborales de empresas como Uber, Cabify, Glovo o Deliveroo, de la llamada economía colaborativa, y que, denuncian, desarrollan su actividad utilizando la figura del autónomo de manera irregular.

La vicesecretaria de UGT, Laura Pelay, destacó la necesidad de "definir qué es la falsa economía colaborativa y qué no", para poner así coto al uso cada vez mayor de los falsos autónomos, que aboca a muchos trabajadores a vivir en condiciones laborales precarias.

CCOO: "Hay mucho fraude aprovechándose de gente que tiene ganas de ganarse la vida"

La secretaria de Acción Sindical de CCOO en Cataluña, Cristina Torre, destacó que los sindicatos comparten con la patronal la necesidad de hacer "un frente común" para regular la economía colaborativa "porque hay mucho fraude aprovechándose de que hay gente que tiene ganas de ganarse la vida".

Otros de los asuntos que los sindicatos quieren abordar en el nuevo AIC son las empresas multiservicio y la necesidad de limitar las subcontrataciones y la externalización de servicios, principales responsables, a juicio de las centrales, de la precariedad laboral. También se pretende abordar la digitalización y las nuevas tendencias de teletrabajo.

La necesidad de promover la cultura de la igualdad tendrá también un protagonismo especial en las conversaciones entre sindicatos y patronales. Fuentes de la patronal Foment del Treball admiten que, de momento, las posiciones de los diferentes agentes sociales están muy distanciadas y que se necesitará tiempo para hacerlas converger, por lo que el acuerdo "tardará unos meses". 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad