Los trabajadores de Nissan premian a los sindicatos que pactaron la llegada de la Pick Up

stop

En las primeras elecciones tras el plan de ajuste salarial sale reforzada Sigen-USOC y UGT se mantiene. Mientras, CCOO y CGT pierden representantes

Fábrica Nissan en la Zona Franca

24 de febrero de 2011 (20:59 CET)

Los trabajadores de Nissan han reforzado este jueves su soporte al plan de ajuste salarial que consiguió la llegada de la furgoneta Pick Up y la continuidad de sus factorías. En las primeras elecciones sindicales han salido reforzadas las dos organizaciones que pactaron esta hoja de ruta con la dirección de la empresa nipona.

Los representantes sindicales han descendido por los recortes de plantilla, pero casi la mitad de delegados están en manos de Sigen-USOC (27). UGT también apoyó congelar los sueldos y aumentar la flexibilidad de los trabajadores a cambio de garantizar la continuidad del grupo en Catalunya, y han mantenido su representación con sólo la pérdida de un delegado. En total consigue 12 sillas.

En el otro lado de la fotografía se encuentran CCOO y CGT. Rechazaron la hoja de ruta y les ha pasado factura. CCOO pierde la mayoría de la representatividad, pero los 16 delegados que consigue le sitúan como el segundo sindicato de Nissan. Tras conocer los resultados ha asegurado en un comunicado que los comicios “han estado marcados por el chantaje efectuado por la empresa y que culminó con un referéndum en que los trabajadores aceptaron rebajar sus condiciones laborales”. Mientras, CGT continúa siendo la cuarta fuerza reduciendo su representación a la mitad, dos delegados.

Factorías


Si se repasan los resultados obtenidos en las cuatro plantas de Nissan en Catalunya, Sigen-USOC es mayoritaria en tres de ellas. Así, el Zona Franca obtienen 11 delegados; CCOO siete representantes; UGT cinco y CGT dos. En Montcada i Reixac Sigen-USOC tiene cinco delegados frente a los cuatro que se reparten CCOO y UGT, dos cada uno.

En la división comercial del grupo, Nibsa, sólo habrá dos sindicatos: cinco delegados de Sigen-USOC y cuatro de CCOO. En recambios es CGT quien se queda fuera y los nueve representantes se reparten de forma equitativa entre las otras tres fuerzas. Por último, en el puerto sólo habrá tres delegados de Sigen-USOC.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad