Los trabajadores de Nissan votan su plan laboral para asegurar el futuro Barcelona

stop

Un acuerdo de UGT, USOC y el ministerio de Industria incluye sacrificios salariales y de conidiciones de trabajo

12 de enero de 2011 (11:01 CET)

Los empleados de Nissan en Barcelona votan este miércoles hasta las 18,30 horas si reducen sus condiciones de trabajo para conseguir la adjudicación de la furgoneta Pick Up lo que daría una carga de trabajo a la planta catalana de 10 años, según la empresa.

Los 3.200 trabajadores han de decidir sobre una propuesta que implica cambiar el convenio colectivo pactado el año 2010. Ello supondrá que el año que viene se congelaría el sueldo y para los dos ejercicios próximos se producirían alzas leves. Además, se comprometen a un aumento de la productividad de 6% con un incremento del tiempo efectivo de trabajo a partir de abril de 2011, el establecimiento de quince sábados productivos por turno -12 obligatorios- y una bolsa de 40 horas por trabajador, 32 de ellas obligatorias.

El paquete de medidas forma parte de un pacto firmado entre los sindicatos UGT y USOC, con el ministerio de Industria. Si estas iniciativas convencen a los directivos japoneses de Nissan, la multinacional invertiría en Barcelona unos 80 millones de euros y aseguraría la carga de trabajo por el período antes citado.

Sentido del voto

Los dos sindicatos mencionados piden el voto positivo. CCOO, en cambio, insta a votar no. Su argumentación se basa en considerar que las condiciones de trabajo se cambian fruto de un chantaje y que el año pasado se firmó un duro plan industrial que supuso 1.500 bajas y un ajuste duro de las condiciones de trabajo. Dicen en CCOO que el plan requerido por la multinacional supone competir con plantas como la de Sudáfrica que reciben, entre otras ayudas , una subvención anual de 39 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad