Los trabajadores de TV3 cargan contra el Grupo Godó por los salarios

stop

RECORTE EN EL PRESUPUESTO

Cristina Farrés

Mònica Terribas; el director general de la CCMA, Ramon Mateu (c); y el presidente de la CCMA, Enric Marín
Mònica Terribas; el director general de la CCMA, Ramon Mateu (c); y el presidente de la CCMA, Enric Marín

05 de diciembre de 2011 (12:25 CET)

Los trabajadores de TV3 no cobran de media 3.600 euros brutos mensuales, como publicó La Vanguardia hace una semana, el salario más común en el canal es de 2.125 euros netos. Así lo han defendido los delegados de CCOO en el comité de empresa de la televisión pública catalana, quienes acusan al Grupo Godó de “intentar deteriorar la imagen y el funcionamiento” de la cadena “en beneficio del sector privado más afín al Govern catalán”.

En el mismo comunicado, el sindicato explica que en los últimos cinco años los gastos de personal de TV3 han bajado prácticamente el 5% como consecuencia de los recortes en los salarios, las jubilaciones y por eliminar los puestos de trabajo temporal. Reconocen que a los 2.125 euros netos se les tienen que sumar varios complementos: horas extra, el plus de nocturnidad o la flexibilidad de horarios. Con todo, aseguran que los periodistas que cobran más en la casa reciben 2.750 euros netos mensuales.

“No descubrimos nada nuevo si decimos que el Grupo Godó es el más subvencionado de la historia de los medios”, afirma el portavoz de los sindicalistas, Carles Blanco, a Economía Digital. Recuerda que, mientras recorta 40 millones de euros del presupuesto de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA), la Generalitat ha destinado dos millones de euros a 8TV, la cadena de Godó, para una campaña de prevención de accidentes de tráfico, “cuando lo normal es que se hagan en la televisión pública”.

“El Govern presiona a la televisión pública para favorecer el proyecto privado del Grupo Godó”, sentencia el sindicalista.

Recortes en las productoras privadas

Además del Grupo Godó, CCOO también carga contra las productoras externas que trabajan en TV3. Denuncian que la contratación de estos servicios ha crecido el 15,8% en los últimos cinco años a pesar de que el presupuesto global de la empresa se ha reducido el 0,6%. “Aquí hay un margen económico muy importante que se puede recortar”, añade Blanco.

Entre las productoras asociadas que realizan programas, como Banda Ampla o Polònia, y las coproducciones en las que participa TV3, se reparten 60 millones de euros del presupuesto del grupo: 44 millones las primeras y 18 las segundas. “No tenemos recursos para encargarnos de todo lo que hacen, pero se puede mejorar la eficiencia”.

Blanco destaca el caso de Sticaki Productora Audiovisual, propiedad de Ramon Pellicer, a quien quieren llevar delante de los Tribunales por una supuesta cesión ilegal de trabajadores. Se encarga de realizar el programa matinal de TV3 tras la marcha de Josep Cuní a 8TV. En el equipo que trabaja en el espacio, 16 personas están contratadas directamente por la sociedad privada “con condiciones laborales inferiores”. Además, comentan que parte de ellos ya trabajaba en la televisión pública con Josep Cuní. “Nuestros servicios jurídicos estudian la causa y queremos que intervenga la Inspección de Trabajo”.

Ahora, el comité de empresa está a la espera de que la Generalitat entregue el calendario para negociar el nuevo contato programa de TV3, que debería estar listo en febrero. Un espacio de diálogo en el que quieren tener “un papel activo” para evitar que el tijeretazo al presupuesto de la televisión pública “se resuelva por la vía que cierta gente cree que es la más sencilla: recortar condiciones laborales y eliminar puestos de trabajo”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad