Madrid expulsa a la inmobiliaria de los Pujol de la privatización de los pisos protegidos

stop

El gobierno regional deja a Dragó Capital fuera del concurso para comprar pisos a precio de saldo

10 de julio de 2013 (21:47 CET)

La inmobiliaria de la familia Pujol en Madrid, Dragó Capital, ha sido expulsada del concurso para adquirir unos 3.000 pisos para jóvenes que administra la Comunidad de Madrid. El gobierno de Ignacio González ha dejado fuera a la empresa dirigida hasta hace pocos meses por Oleguer Pujol, hijo del expresidente de la Generalitat, por no cumplir con los requisitos estipulados en el pliego de condiciones.

La Comunidad de Madrid ha impedido que Dragó Capital optara a los pisos que tendrán un precio de salida más que atractivo: unos 56.000 euros cada uno, un negocio redondo al que se han apuntado 12 grupos internacionales, entre ellos Goldman Sachs y Morgan Stanley.

La razón de la exclusión de Dragó Capital es que los documentos presentados por la inmobiliaria fueron firmados sólo por un representante mancomunado y no, como mínimo, por dos, como exigían las condiciones del concurso, según ha confirmado la mesa de contratación.

La salida pública


Oleguer Pujol se vio envuelto en un escándalo mediático a finales de enero pasado cuando el diario El Mundo publicó que el hijo del expresident atesoraba, con sólo 40 años, más de 300 millones de euros en patrimonio y que era socio de un fondo millonario radicado en un paraíso fiscal del canal de la Mancha. El diario insinuaba que la fortuna de Oleguer Pujol se había amasado durante los años que su padre ocupó la presidencia.

Como reacción inmediata, Pujol negó de forma rotunda su vinculación con Drago Real State Partners, el fondo millonario, y aseguró que hubo una confusión con Dragó Capital, su empresa de gestión. Pero tras la insistencia de las publicaciones de El Mundo, Pujol dimitió de Dragó Capital, una decisión que se oficializó el 5 de febrero del 2013. Sin embargo, fuentes del sector aseguran que el joven ejecutivo todavía mantiene vinculaciones con la entidad.

La empresa había hecho importantes negocios como la compra de unas 1.100 oficinas del Banco Santander y la sede del grupo Prisa en la Gran Via de Madrid.

Las otras excluidas


Tras la salida de Pujol, Dragó Capital ha quedado en manos de Vanessa Gelado, presidenta de la empresa, pero el error administrativo la ha dejado fuera del concurso al que se han presentado otros 11 inversores. Dragó Capital no ha atendido la petición informativa de este medio.

La Comunidad de Madrid también ha excluido del concurso a Morgan Stanley, Goldman Sachs Group (aprobó la de Goldman Sachs International), Apollo Managment y Colony Capital por no haber entregado la documentación exigida. Las empresas que han cumplido los criterios exigidos y, por tanto, competirán por la concesión de los pisos son Alza Real Estate, Azora Gestión, Tethys Investment, Pacífica Capital Gestión, Goldman Sachs International, Patron Capital Europe, Guidebridge Capital y Liborno Inversiones.

Las favoritas


Azora y Goldman Sachs son las empresas que mejor puntuación han obtenido hasta ahora en el proceso de licitación. La decisión final del concurso se conocerá a mediados de agosto. Los pisos vendidos están bajo régimen de alquiler con derecho a compra (para jóvenes) y la ganadora del concurso deberá respetar las condiciones contractuales de los inquilinos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad