Mas adeuda 1.000 millones de euros al sector sanitario catalán

stop

FARMACÉUTICAS

Representantes de los cuatro colegios farmacéuticos de Catalunya/Estefania Oliver

28 de febrero de 2013 (12:51 CET)

El sector sanitario catalán está al borde del colapso. El Ejecutivo que preside Artur Mas adeuda 1.000 millones de euros al conjunto de las farmacias, hospitales y centros de atención primaria.

Tras varios encuentros con representantes del departamento de Economia y de Salut, los farmacéuticos aseguran que la administración catalana no tiene dinero para ponerse al día en los pagos y abonar las facturas correspondientes a noviembre, diciembre y enero, que ascienden a 302,7 millones.

Amenazan con otra huelga e ir a los juzgados

Ante esta situación, el colectivo no descarta tomar cualquier tipo de medida que acabe definitivamente con los impagos. Amenazan con ir de nuevo a huelga e incluso tomar las medidas judiciales pertinentes para cobrar los intereses por los retrasos acumulados. El colectivo ya convocó paros el pasado año, lo que le permitió cobrar parte de los retrasos y seguir con la actividad.

“No descartamos nada. Es el momento de tomar las medidas necesarias. Se han cerrado ya 14 farmacias en Catalunya y se producirán más cierres seguro. Entendemos que la Generalitat tiene que hacer una reflexión para ver que el sistema sanitario no puede más y repartir de otra forma”, ha explicado el presidente del colegio de farmacéuticos de Barcelona, Jordi de Dalmases.

Además, hay cerca de un centenar de farmacias en concurso de acreedores proque ya no cuentan con recursos propios suficientes para pagar a proveedores. 

El FLA no llega a las farmacias 

El Govern ha cobrado este mes el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) que solicitó al Ejecutivo central y, sin embargo, carece de fondos suficientes para liquidar la deuda. “Que el FLA arreglará el sistema no es cierto porque ya que se ha cobrado y las farmacias no han recibido nada”, añade Dalmases.

Los farmacéuticos critican, además, la impasividad de la Generalitat. “La administración nos da la razón y agacha la cabeza. Dice que lo siente pero que no tiene dinero”, asegura el colectivo.

Los bancos cierran el grifo

A los impagos de la Generalitat se suma también que las entidades bancarias --La Caixa y BBVA principalmente-- han cerrado el grifo a las farmacias y ya no ofrecen más créditos o préstamos.

“Los bancos sin un calendario fijo de pagos no pondrán dinero en el sector. La mejor de las expectativas es que cobremos con 120 días de retraso”, ha detallado Dalmasos. Este retraso supone cuatro veces más que lo que se firmó en el último convenio y que fijaba el pago de medicamentos a 35 días vencidos.

Alianza del sector

Para consensuar las acciones pertinentes y presionar a la administración catalana para que pague los retrasos, los cuatro colegios de Catalunya --Tarragona, Girona, Barcelona y Lleida-- han propuesto crear una alianza con otras instituciones, médicos, así como laboratorios y distribuidores.

“No queremos ir en contra de nadie pero si seguimos así nos cargaremos el sistema sanitario”, advierte Dalmases. Por ello, los cuatro colegios han convocado a todos los farmacéuticos de Catalunya a asistir a una reunión que tendrá lugar el próximo martes a las 19:30 horas en el Palacio de Congresos. “Allí propondremos las medidas pertinentes ante los impagos. Nadie de la cadena sanitaria puede soportar nuevos retrasos”.

Ese mismo día el conseller de Salut, Boi Ruiz, inaugurará el Congreso Europeo de Farmacéuticos (Infarma) que tendrá lugar en Fira Barcelona los próximos 5, 6 y 7 de marzo y que reunirá a 2.500 congresistas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad