Más de 60.000 personas piden a las marcas que retiren la publicidad en Telecinco

stop

'CASO LA NORIA'

Paolo Vasile, en una junta de Telecinco, con cara de pocos amigos

21 de noviembre de 2012 (14:25 CET)

Telecinco vuelve a ser protagonista de un boicot. El caso de La Noria regresa. La cadena de televisión ha puesto una querella contra Pablo Herreros, experto en comunicación 2.0 y socio de la firma Goodwill Comunicación, por ser el que inició el boicot contra el que fuera uno de los programas estrella del canal de Mediaset.

Este hecho ha revolucionado las redes sociales y, de nuevo, un movimiento, a través de la plataforma Change.org, pide a las marcas que dejen de anunciarse en el canal de Mediaset hasta que la compañía retire la querella. El lema de la iniciativa, impulsada por el periodista Mario Tascón, es #todosconpablo

Llamadas a los anunciantes

Compañías de la talla como L'Oreal, Trivago, Ferrero, P&G, García Carrión, Carrefour, Orange, El Corte Inglés, Mattel, Nestlé España, Danone y P&G Comunicación son el objetivo de miles de ciudadanos que han firmado en pocas horas esta petición.

Desde la plataforma se pide a los firmantes que llamen a las compañías para pedirles, de una forma educada, que dejen de anunciarse en Telecinco. De esta manera quieren meter presión a las marcas para que retiren la publicidad y así conseguir que Telecinco quite la querella. La amenaza del boicot a los productos vuelve por sus fueros y ya son más 60.000 personas las que han firmado la carta.

Cómo se inició

Herreros, a través de su blog, comenzó una campaña para que las marcas dejaran de anunciarse en La Noria tras la entrevista, remunerada con 9.000 euros, que este programa realizó a la madre de El Cuco, autor del asesinato de Marta del Castillo. “Pagar a un criminal o a un familiar suyo por hablar en la tele del delito, me parece una monstruosidad”, dijo en su momento Herreros.

A partir de ahí, Herrero recibió el apoyo de más de 30.000 personas que a través de las redes sociales presionaron a los anunciantes. Las marcas comenzaron a dejar de lado el programa, hasta que Paolo Vasile decidió retirarlo de la programación al no ser viable económicamente ya que no había espacio de publicidad.

Fuerte caída en bolsa

Esta crisis, que duró varias semanas, le costó caro a la cadena de televisión. Mediaset sufrió en bolsa una caída del 25% durante este tiempo. El boicot a La Noria no fue la principal causa de este descenso aunque sí indirectamente ya que muchos anunciantes retiraron la publicidad y dejó de facturar muchos miles de euros. Este miércoles los títulos de la compañía también retroceden pero levemente, el 0,13%, sin efecto alguno por este movimiento.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad