Más despidos en la nueva Cacaolat

stop

La compañía ha reducido el 10% la plantilla en los últimos tres meses

Concentración de trabajadores de Cacaolat

28 de febrero de 2013 (18:45 CET)

La nueva Cacaolat se comprometió a mantener los puestos de trabajo cuando se hizo con la unidad productiva en noviembre de 2011. Pero este mismo miércoles ha despedido a 18 trabajadores de áreas como la de administración y comercial avisando al comité de empresa con tan solo un día de antelación. Nuevas destituciones que se suman a las efectuadas el pasado noviembre

Así lo confirman fuentes sindicales, que se muestran sorprendidas por las nuevas medidas. Además, la compañía ha trasladado a la plantilla su intención de despedir a otros seis trabajadores en marzo, tal y como avanzaba Europa Press. En noviembre, la marca catalana de batidos prescindió de otros 24 trabajadores. Y con ello, los trabajadores creían que Cacaolat había alcanzado la ansiada reestructuración.

Preparan movilizaciones

Pero en vista de los nuevos anuncios, los sindicatos preparan movilizaciones. Este viernes los representantes de los cuatro sindicatos en la compañía ( 4 de CGT, 3 de Usoc, 3 de CCOO y otros 3 de UGT) se reunirán para concretar qué tipo de acciones realizarán para mostrar su rechazo a los despidos.

Los nuevos socios de la compañía, el empresario Demetrio Carceller --presidente de Damm-- y Sol Daurella --su homóloga de Cobega--, han justificado los despidos por causas económicas. Fuentes de la compañía aseguran que se trata de un proceso de reestructuración y adaptación a la demanda del mercado.

Nuevos propietarios


La reducción de la plantilla se ha realizado principalmente en el centro de Parets del Vallès (Barcelona) donde ahora trabajan poco más de 80 empleados. El resto de trabajadores pertenecen a las instalaciones de la compañía en la calle Pujades de la capital catalana. En total, Cacaolat cuenta con una plantilla que supera los 260 trabajadores, por lo que los despidos han afcetado a más del 10% del total en tres meses.

El juzgado Mercantil número 6 de Barcelona adjudicó la compañía a Damm (49%), Cobega (49%) y a Victory Turnaround (2%) después de que su anterior propietario, Nueva Rumasa, entrara en concurso de acreedores.

Juicios pendientes


La compañía de batidos se verá en los juzgados el próximo 11 de marzo con los cuatro extrabajadores que la han demandado por despido improcedente. La vista se celebrará en el juzgado Social número 25 de Barcelona.

Despidos que desde la dirección se justificaron por la sobredimensión de la plantilla que había dejado a su paso Nueva Rumasa y por la caída de las ventas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad