Josep Lluís Núñez cuando era presidente del FC Barcelona. /EFE/Andreu Dalmau

La justicia tumba la réplica de la Masía del difunto Josep Lluís Núñez

stop

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña desestima el recurso interpuesto por Nuñez y Navarro para construir una ciudad deportiva en Sarrià-Sant Gervasi

Barcelona, 02 de marzo de 2019 (04:55 CET)

El difunto Josep Lluís Núñez Clemente planeó la construcción de una residencia para deportistas que incluía campos de futbol sala, piscina y pistas de atletismo. Pretendía levantarla en el distrito barcelonés de Sarrià-Sant Gervasi, cerca de la urbanización de Torre Vilana, donde reside su hijo Josep Lluís Núñez Navarro y famosos como los Duques de Feria. Sin embargo, el Ayuntamiento de Ada Colau denegó el plan urbanístico y, recientemente, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) desestimó el recurso interpuesto por una de las empresas de la familia Núñez Navarro.

La promotora del complejo deportivo es Josel SL, empresa patrimonial de la familia Núñez Navarro. Como administradora aparece Maria Lluïsa Navarro y como director Josep Lluís Núñez Navarro, la viuda y el hijo del expresidente del Barça, fallecido el pasado diciembre.

En la memoria del plan urbanístico denegado se ponía como ejemplo a “la Masía”, la histórica residencia de los futbolistas de la cantera azulgrana, o la residencia de la actual ciudad deportiva del Barça en Sant Joan Despí.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Barcelona tumbó esta réplica de la Masía que la familia Núñez planeó en la parte alta de la ciudad. Esta residencia no estaba destinada a las promesas del Barça, sino a todo tipo de deportistas que buscasen un alojamiento y unas instalaciones de lujo.

En una sentencia reciente, el TSJC desestimó el contencioso-administrativo que Josel SL interpuso contra el acuerdo de la comisión de gobierno del Ayuntamiento de Barcelona del 23 de diciembre de 2015 por el que denegó el plan urbanístico. La sentencia no es firme y se puede recurrir.

Colau paró el proyecto

El Ayuntamiento denegó el plan urbanístico tres meses después de la llegada de Colau a la alcaldía. El anterior gobierno de Xavier Trias había concedido la aprobación inicial.

El Ayuntamiento de Colau denegó el plan propuesto por la empresa de los Núñez por entender que se pretendía dar un uso residencial, aunque fuera para deportistas, a unas parcelas calificadas de equipamientos deportivos y asistenciales. La sala tercera del contencioso-administrativo del TSJC dio la razón al consistorio.

Se trata de unas parcelas situadas en la calle Carles Riba de cerca de 18.000 metros cuadrados. De esta superficie, el 79,3% es propiedad de Josel y el 20,% restante es del Ayuntamiento.

Aunque la mayor parte de la superficie está calificada de equipamiento deportivo, el Ayuntamiento consideró que el uso principal era residencial (más el 90% del techo) pese a que sus usuarios fuesen deportistas profesionales.

Incluso se constituyó ante los organismos competentes de la Generalitat la entidad Torre Vilana Club Esportiu. Todos los residentes del complejo serían socios del club, pero eso tampoco sirvió para que el consistorio autorizase el plan urbanístico.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad