Mediaset recibe luz verde para entrar en la tele de los Godó

stop

Competencia autoriza la venta del 40% de 8TV así como el pacto subyacente para comercializar su publicidad y reforzar el canal con contenidos; el CAC tiene la última palabra sobre el acuerdo

El consejero delegado de Mediaset, Paolo Vasile

en Madrid, 19 de mayo de 2015 (13:10 CET)

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha autorizado a Mediaset la compra del 40% de 8TV, la cadena autonómica impulsada por Grupo Godó (editor de La Vanguardia). El dictamen da luz verde a los acuerdos de publicidad y programación subyacentes al desembarco en Cataluña del gigante que en España dirige Paolo Vasile.

La comercialización pasará a manos de Publiespaña, empresa líder en el sector, que sumará los canales de Godó (8TV y RAC105) a la oferta de venta cruzada que ya ofrece a sus clientes a través de Telecinco, Cuatro, Energy, Factoría de Ficción, Divinity y Boeing. El conde de Godó intenta, de este modo, corregir la errática trayectoria empresarial de su televisión.

Números rojos

Las últimas cuentas depositadas en el registro indican que 8TV generó pérdidas de 4,6 millones. Este saldo se agrega a los desfases anteriores. En 2013, por ejemplo, fueron seis millones en números rojos. La televisión y la radio (RAC1) forman el grupo audiovisual de Godó. Ambas contribuyen al balance general con un desequilibrio de 3,2 millones.

La evolución creciente del negocio radiofónico prensó el anterior resultado negativo. En 2013, la división audiovisual se dejó 4,5 millones. La televisión, sin embargo, da de bruces con la dureza del mercado publicitario debido a sus modestos índices de audiencia. Además de hacer caja, Godó pretende superar ambas realidades con la ayuda de Vasile.

Variación de accionistas

La llegada de Mediaset a 8TV podría alterar la correlación de peso entre socios más allá de lo evidente. No ha trascendido si se cursará una ampliación de capital para abrir espacio a Mediaset –y de paso, cubrir pérdidas anteriores—, o bien si los Godó y Carles Vilarrubí, vicepresidente del FC Barcelona y empresario próximo a Artur Mas, deberán comprimir su porción en la empresa.

El dictamen de Competencia es una condición superada, pero no la única. Ahora deberá pronunciarse el Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC). Este organismo sí deberá recibir los detalles exactos de cómo se ejecutará la variación en el accionariado. El sector espera un dictamen rápido por parte del órgano catalán.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad