Pizza rellena de salchicha de Mercadona
stop

Mercadona amplía su oferta de platos para dar respuesta a esos antojos de combinaciones de comida poco estiladas, como la pizza rellena de salchicha

Madrid, 01 de junio de 2019 (19:32 CET)

Hay noches en las que hay apetito de pizza, pero no de pizza normal. ¿Quién no ha tenido nunca un placer culpable? Un bolsillo ajustado con un Mercadona cerca permite, por ejemplo, entregarse sin vergüenza al placer de una pizza de frankfurt, cebolla frita y crema fresca, ¡con una ración extra de salchicha en el borde! Todo ello, por un importe de 2,99 euros.

Pero no es la única guarrada asequible de la cadena de supermercados de Juan Roig. De hecho, ni siquiera es la única en el congelador de las pizzas. Está también la americana rellena de cheddar, no ya solo en el borde, sino en la propia masa. Todo, por el mismo precio ya referido.

Para quienes buscan quesos más fuertes, la pizza cuatro quesos rellena de gorgonzola es una de las favoritas, así como la estacione rellena de queso. Vamos, que si la pizza en su estado natural casi nunca falla, nunca está de más inyectar otras delicias a su tradicional textura.

Otras 'guarradas' deliciosas de Mercadona

Si no es día para pizza, hay otras estanterías de Mercadona en las que las delicias grasosas cobran vida a cambio de poco dinero. Un ejemplo clásico es la tortilla fresca de patata con chorizo y aceite de oliva de Hacendado, un producto fijo para muchas familias, por su sabor y por su precio de 2,35 euros.

Si de mezclas extrañas pero sabrosas se trata, siempre es recomendable pasar un momento por el departamento de snacks y llevar a casa las patatas fritas sabor a huevo frito, que tan solo cuestan 90 céntimos pero saben a mucho más. Su versión alternativa son las patatas sabor a miel y mostaza.

Los congelados de Mercadona también son un sitio ideal para encontrar la compañía perfecta en noches de antojos. Las croquetas de pollo o cocido, con entre 1 y 1,5 euros de importe, tienen excelente sabor. Ni qué decir de las albóndigas de carne o los escalopes de cero o vacuno empanados.

Hay experimentos en el congelador de las carnes también, como las flautas de bacon y queso (por 1,6 euros), las pechugas de pavo pimientón (unos 3,7 euros), o el infalible churrasco marinado (3,6 euros). Y si nada convence, siempre están las hamburguesas, que no tienen que ser solo de vacuno.

Mercadona tiene una amplia oferta de hamburguesas en la que se incluyen las de pavo y espinacas, pollo con queso, vacuno y cerdo con jamón, pollo y cerdo con verdura, o pavo y pollo, a diferentes precios según tipo y peso.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad