Miura se queda con Guzmán Gastronomía por 30 millones

stop

Nazca vende su 85% de la pyme catalana al fondo de capital riesgo barcelonés. Los directivos de Guzmán conservarán una participación del 35%

20 de abril de 2011 (22:56 CET)

Guzman Gastronomía, una empresa tradicional catalana dedicada a la distribución de alimentos de primera calidad en hoteles y restaurantes, repetirá con el capital riesgo. Desde 2005 su equipo directivo, liderado por Joaquín Arasanz, ya contaba con este tipo de socios. El fondo de inversiones Nazca poseía el 85% de las acciones y la experiencia ha sido positiva. La facturación en 2010 fue de 37 millones, que arrojaron un Ebitda de 4,5 millones.

Gracias a una gestión altamente profesionalizada, según destacan en Nazca, la compañía ha sabido sacarle tajada a la crisis ya que los restaurantes y hoteles de alto estánding externalizan, cada vez más, la elaboración de ensaladas y frutas cortadas.

Ahora, Nazca será sustituida por el fondo de capital riesgo barcelonés Miura, que cuenta con Juan Rosell como presidente del consejo asesor. La operación se ha cerrado por un montante de 30 millones, según fuentes empresariales consultadas por Economía Digital.

Una de las condiciones para cerrar la operación ha sido que los tres directivos que ya poseían el 15% de las acciones reinvirtieran en la compañía. Finalmente, han ampliado su participación hasta el 35% renunciando a las plusvalías y cubriendo el diferencial con fondos propios. Miura, se quedará con el 65% restante durante su permanencia en el capital.

El fondo catalán asumirá el pasivo e inyectará recursos mediante un préstamo participativo para financiar el crecimiento de Guzmán. La intención de Miura es vender en un plazo máximo de cinco años por lo que se concentrará en consolidar la posición de liderazgo de la pyme catalana en España y en ampliar su base de negocio.

Empresa tradicional

Guzman Gastronomía se fundó en los años 60 en el mercado de la Boquería. En el 2005, los Manuben, la familia que adquirió a los Guzmán el negocio, vendieron la compañía al equipo de Joaquín Arasanz.

En esta misma operación Nazca se sumó al accionariado. Desde entonces Guzman está detrás de la mayoría de las ensaladas y frutas frescas que se degustan en los restaurantes de primer nivel de Barcelona y Madrid.

Sirve a sus 1.400 clientes dos veces al día desde sede central en Mercabarna -donde dispone de 6.000 metros cuadrados- y desde su filial madrileña Guzmán Sánchez Romero Gastronomía. En total, la compañía emplea a más de 400 personas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad