Montoro persigue a los anfitriones de Airbnb

stop

Hacienda envía inspecciones paralelas a los usuarios que no han declarado correctamente sus ingresos por el alquiler de sus viviendas

Promoción de la plataforma Airbnb.

Madrid , 16 de noviembre de 2015 (23:00 CET)

Las inspecciones paralelas de la Agencia Tributaria comienzan a llegar a los anfitriones de Airbnb que no declaran los ingresos del alquiler de su vivienda. Hacienda acaba de enviar un requerimiento a un usuario de Airbnb en Barcelona por no declarar de forma correcta los ingresos por el alquiler de su piso.

Mediante un requerimiento, la Agencia Tributaria ha informado al anfitrión que durante el año 2011 ha recibido más de 4.000 euros por concepto de alquileres en Airbnb que fueron ingresados durante todo el año en una misma cuenta bancaria. El contribuyente no informó a Hacienda de estos rendimientos pero la Agencia Tributaria detectó las cantidades percibidas por el alquiler.

Ahora, los hombres de Cristóbal Montoro solicitan al usuario la documentación de todos los inmuebles anunciados en Airbnb para que conste la dirección exacta, los titulares y la referencia catastral. La Agencia Tributaria pide, en caso de que alguno de los inmuebles sea alquilado, el contrato de arrendamiento de la propiedad.

Además, Hacienda también ha solicitado "el detalle y la justificación" de los periodos por los cuales el inmueble ha sido arrendado durante el mencionado ejercicio. El usuario se enfrenta ahora a una sanción equivalente al 25% de las cantidades que no fueron ingresadas, además de los intereses de mora.  

La obligación es de los usuarios

Airbnb asegura que la empresa no otorga a la Agencia Tributaria los datos de sus usuarios y explica que los anfitriones son responsables de entregar toda la información correcta al fisco de cada país. Por lo tanto, la Agencia Tributaria ha utilizado la información en sus bases de datos para detectar los ingresos sumergidos.

"Todos los anfitriones, cuando anuncian un espacio en la web, se comprometen a cumplir con las normativas locales y sus obligaciones fiscales. En todo momento se les informa que son ellos los responsables de realizar el pago de los impuestos sobre el alojamiento a las autoridades fiscales correspondientes, por lo tanto, son los anfitriones quienes son requeridos directamente por esas autoridades", ha explicado Airbnb.

La multinacional estadounidense envía anualmente un resumen de los ingresos recibidos por cada anfitrión y también le recuerda la obligación de presentar de forma correcta su declaración de impuestos.

Los controles


Los usuarios que se lucran por alquileres en Airbnb deben declarar los ingresos como rendimiento inmobiliario, lo que también les daría derecho a tener deducciones si hubiesen incurrido en gastos para hacer posible esta actividad.  

La Agencia Tributaria anunció en marzo que aumentaría los controles sobre las actividades de particulares que, a través de plataformas de internet, alquilan su vivienda de forma "opaca", es decir, sin declarar los beneficios al fisco.

Hacienda también anunció que fortalecería controles contra las empresas turísticas del sector que se aprovechan de las plataformas de internet para evitar declarar sus ingresos totales. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad