Morlanes regresa a La Seda

stop

El antiguo vicepresidente tendrá un cargo en la cúpula del nuevo grupo que diseña el empresario extremeño Ricardo Leal

El empresario José Luis Morlanes | EFE

09 de abril de 2014 (20:55 CET)

José Luis Morlanes regresará a La Seda de Barcelona. El antiguo vicepresidente de la química tendrá un papel relevado en la cúpula que diseña el empresario extremeño Ricardo Leal, el nuevo propietario de las plantas de Industrias Químicas Asociadas (IQA) en Tarragona y Artenius España en El Prat del Llobregat (Barcelona).

La dirección ejecutiva de la nueva sociedad aún no está definida, señalan fuentes del sector; pero el nombre del empresario del Baix Llobregat (BCN) ha aparecido en la constitución de las compañías que operarán ambos centros de trabajo. Leal ha creado las empresas Industrias Químicas del Oxido de Etileno y Plastivert, PET Reciclado, según datos del Registro Mercantil. Morlanes aparece como consejero delegado en el organigrama que se ha presentado en la institución pública. Aunque la decisión no es firme, añaden los mismos interlocutores.

Además de Leal (presidente) y Morlanes, tendrá un papel destacado en la futura estructura de la compañía el hijo del propietario: Ricardo Leal Zahinos.

Periodo de transición

Las dos plantas catalanas se encuentran en estos momentos en un periodo de transición. Los directivos que han gestionado las químicas en su última etapa están inmersos ahora en la liquidación, relatan los trabajadores. El relevo definitivo se producirá en semanas.

Última junta de accionistas

Morlanes abandonó La Seda en junio del año pasado, en la última junta de accionistas que se celebró. Fue el gran defensor de recapitalizar la multinacional a través del fondo Anchorage. La mayoría de los socios apoyaron la alternativa del accionista mayoritario, BA Vidro, controlado por Carlos Moreira. El empresario portugués, presidente entonces de La Seda, quería vender el negocio químico por partes y forzar la renegociación del pasivo. Al final, decidió declarar el concurso voluntario de acreedores.

Leal llegó a La Seda de Barcelona a través de Morlanes. Ambos están involucrados en Aletrna, un grupo que opera en el sector de las energías renovables. Eso sí, pujó por el negocio químico a título individual.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad