Mutua Universal rompe cuatro años de silencio

stop

El nuevo gerente deja atrás la opacidad que ha marcado el día a día de la tercera mutua de accidentes en España desde que la Policía entró en su sede por indicios de fraude a la Seguridad Social

19 de julio de 2011 (19:36 CET)

Mutua Universal ha escenificado el fin de su ciclo más convulso con el nombramiento de un nuevo gerente, Juan José Álvarez, que además tiene el propósito de abrir ventanas y poner luz y taquígrafos a su gestión. Nada que ver con la estrategia llevada a cabo hasta ahora, marcada por el más absoluto silencio.

El próximo 1 de agosto se cumplirán cuatro años desde que la Policía irrumpió en la sede de Mutua Universal. La actuación puso bajo custodia una importante cantidad de documentación que el juez todavía investiga con el objetivo de clarificar si se cometió un delito de fraude a la Seguridad Social. Las sospechas se centran en un entramado compuesto por una decena de empresas mediante el cual se habrían desviado los fondos públicos.

La mayor parte del equipo gestor de la época está imputado y Mutua Universal inició su particular travesía del desierto en la que, además, estuvo al borde de la intervención estatal. Los responsables de la tercera mutua de accidentes española no vieron motivos suficientes para dar explicaciones públicas sobre qué estaba sucediendo. “El silencio ha terminado”, anunciaron los responsables de comunicación de Mutua Universal al inicio de un primer ejercicio de transparencia en el que Álvarez se enfrentó a las preguntas de una quincena de periodistas económicos.

La nueva mano derecha del presidente de la entidad, Juan Echevarría --que ya ocupaba el cargo en 2007-- , prefiere dar tiempo a que la investigación avance antes de pronunciarse al detalle sobre el caso. “Saldrá lo que tenga que salir cuando deba salir”, dijo Álvarez en un intento de evitar responder sobre los pormenores de la investigación. Sin embargo, Álvarez --traumatólogo de formación-- sí reconoció que las “ocho o nueve” empresas sobre las que se sospecha “no deberían estar ahí”. A pesar de las dudas, “se demostró que eran empresas necesarias para la estructura de la mutua” por lo que su personal engrosó la nómina de la entidad.

Alianzas

El futuro del sector también fue objeto del encuentro con los periodistas. Para Álvarez es inevitable “tomar un camino que termine en la constitución de corporaciones” que agrupen las actuales mutuas. El gerente de Mutua Universal opina que quedarán tres operadores y que “tenemos la obligación de liderar” uno de estos conglomerados. Este sería el primer paso de un proceso que más tarde acabaría en fusiones o compras, según el punto de vista de Álvarez. De mantenerse el status quo podría suponer la caída de alguna entidad si el marco se continúa deteriorando.

Este jueves, Mutua Universal presentará los resultados del ejercicio 2010. Se trata de una entidad sin ánimo de lucro cuyos últimos datos publicados muestran una facturación de unos 950 millones. Según los responsables financieros de Mutua Universal, los resultados que se presentarán serán muy positivos en un contexto con cuatro millones de parados, y por lo tanto de muchos menos asegurados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad