Nomura le echa un cable a Gas Natural Fenosa a cuenta del dividendo

stop

El banco de inversión japonés ensalza la marcha de los negocios del grupo energético que dirige Rafael Villaseca

Villaseca presenta los resultados de 2010

23 de febrero de 2011 (16:29 CET)

El banco de inversión Nomura ha dado un espaldarazo de primera a Gas Natural. La firma, cuyos primeros ejecutivos en España proceden de UBS –el banco que asesoró la compra de Unión Fenosa por la gasista- cree que los negocios de Gas en 2010 mejoran las expectativas y que sus cuentas están protegidas.

El japonés Nomura es uno de los bancos de inversión más potentes en España. El secreto fue el fichaje en 2009 de Francisco Sánchez Asiaín, el hombre que desde UBS pilotó la adquisición de Unión Fenosa por Gas Natural. El equipo de Sánchez Asiaín en el banco suizo –parte del cual también ha recalado en Nomura- fue el asesor del grupo que preside Salvador Gabarró en una operación que le generó jugosas comisiones.

Ahora, Nomura ha dado un gran espaldarazo a Gas Natural Fenosa en un momento delicado para la compañía, cuyos resultados de 2010 publicados el martes han sacado a la luz el impacto en beneficios y por lo tanto en el dividendo del affaire con la argelina Sonatrach, que podría tener un coste máximo de 1.400 millones para el grupo catalán.

Nomura opina que los negocios del grupo muestran una buena evolución y que hay signos “esperanzadores” de que el dividendo se mantendrá. Un soplo de aire fresco para la gasista, que ayer anunció que el dividendo de 2010 sube apenas un 1% frente al 10% anual prometido su plan estratégico 2010-2014.

Cambio de opinión

La firma incluso recula en sus previsiones anteriores y asegura que la decisión de Gas de elevar un 1% el dividendo hace que las posibilidades de un recorte de la retribución a los accionistas a corto plazo se reduzcan sensiblemente. Un cambio de opinión radical si se tiene en cuenta que hasta ahora el banco nipón pronosticaba un recorte del 20% en el dividendo por acción.

Además, la decisión del grupo de ofrecer a sus accionistas la opción de cobrar el dividendo en efectivo o en acciones –algo que ya hacen habitualmente Telefónica, Iberdrola o Santander– es según Nómura una buena noticia porque “el mercado ha apoyado mucho esta fórmula en el caso de Iberdrola y ahora esperamos que sea igual de receptivo con Gas Natural”.

El informe del banco de inversión es muy generoso con Gas y asegura que “dejando aparte las provisiones de más de 300 millones de euros por el conflicto de Sonatrach, que hacen que los resultados sean menores de lo esperado”, los negocios del grupo, tanto los regulados como en commodities, van por el buen camino. Destaca que el ebitda ha crecido un 6% aunque el beneficio neto está plano.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad