Nueva Rumasa debe a sus empleados tres millones en sueldos

stop

Los sindicatos convocan movilizaciones el próximo 12 de marzo en Madrid mientras un fondo especializado en empresas en crisis estudia entrar en el grupo

22 de febrero de 2011 (16:05 CET)

Nueva Rumasa debe a los trabajadores de las diferentes empresas del grupo, entre las que se encuentran Dhul y Clesa, tres millones de euros en sueldos impagados. Así lo han denunciado los sindicatos UGT y CCOO, que han celebrado este martes sendas asambleas en Madrid.

Los trabajadores han asegurado que se manifestarán en Madrid el próximo 12 de marzo convocados por los dos sindicatos para reclamar a la familia Ruiz-Mateos los salarios y defender los aproximadamente 5.000 puestos de trabajo que integran su plantilla.

El secretario de Política Industrial de CCOO, Jorge Tomé, ha considerado "imposible" que se pueda salvar la situación actual de la empresa si se mantiene su dirección y confió "firmemente" en los mecanismos de actuación legales para defender los derechos económicos de los trabajadores. "Aquí ha habido mucho de estafa y mucha usurpación de derechos económicos de los trabajadores y de muchas personas", ha afirmado Tomé.

Procedimiento preconcursal


La pasada semana diez empresas del grupo presidido por José María Ruiz Mateos se acogieron al conocido como procedimientos 'preconcursal', con el objetivo de ganar cuatro meses para negociar con los acreedores y evitar la suspensión de pagos definitiva.

Por otro lado, según informa este martes 'Expansión', una sociedad especializada en reestructuraciones de empresas en problemas, el fondo estadounidense Oaktree, estudia comprar parte de la deuda o del capital de Nueva Rumasa para reordenar los activos y la gestión del hólding. Oaktree ya está presente en otras empresas españolas, como Campofrío o Panrico.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad