Nueva Rumasa, un grupo con demasiados claroscuros

stop

La compañía de los Ruiz Mateos anuncia proyectos de expansión a la par que atraviesa problemas con proveedores y empleados

Consejo de Nueva Rumasa

14 de noviembre de 2010 (23:57 CET)

Desde la expropiación en 1983 del hólding de la abeja, la familia Ruiz Mateos no ha hecho más que intentos de recomponer un grupo de empresas que demostrase su capacidad de gestión y, por supuesto, su fortaleza financiera. Sin embargo, pese a la reiteración y a la mercadotecnia aplicada durante años, los claroscuros en la gestión y en sus estrategias siguen sembrando dudas sobre su porvenir.

A la par que sigue buscando fondos externos con los que financiar compras de compañías, el grupo del patriarca José María Ruiz Mateos acaba de anunciar la creación de una nueva división de negocio en Nueva Rumasa que tiene por objeto administrar empresas ajenas al grupo. Es decir, asumir la gestión de pymes que otros empresarios les cedan. Todo ello, apenas unos días después de que trascendiera ante la opinión pública una circular interna de una de sus empresas en la que se reconocían fuertes tensiones de tesorería que impedían estar al día en el pago de nóminas y proveedores.

Según relatan desde el grupo, durante estos dos años de crisis en los que ha invertido en nuevas adquisiciones, Nueva Rumasa ha recibido "numerosas" peticiones de empresarios para que el grupo "se hiciese cargo" de su negocio, por problemas entre socios, falta de relevo generacional en caso de empresas familiares o por la necesidad de desarrollar nuevos mercados, entre otras razones, citadas por Europa Press.

Gestionar a comisión

La compañía de los Ruiz-Mateos pretende ofrecer un contrato de explotación de estas empresas, en el que los dueños mantienen la propiedad y Nueva Rumasa asume la gestión, con una contraprestación que determinará en función de la situación de la sociedad y del mercado en el que opere.

Aunque dicen haber recibido peticiones de empresas de todos los sectores, Nueva Rumasa está especializada en alimentación, bebidas, hoteles e inmobiliario.

"Deje su negocio en nuestras manos y nosotros trabajaremos por usted", reza el anuncio publicado por el grupo esta semana para difundir la creación de la nueva división, en el que ofrece la "experiencia" de un equipo "con más de 60 años de experiencia".

Nóminas y proveedores


Sin embargo, el holding familiar acumula ya algún atraso en el pago de las nóminas y con algunos de sus proveedores, según un comunicado conjunto de las Federaciones Agroalimentarias de CCOO y UGT redactado para los trabajadores del grupo de empresas, que por error se difundió entre los medios de comunicación.

La nota informaba de una reunión mantenida con la dirección del holding de empresas para trasladar la inquietud existente entre los trabajadores. Tras las reacciones provocadas por la difusión del comunicado, ambos sindicatos han minimizado la situación argumentado que “no son problemas ni graves, ni preocupantes y por tanto tampoco dignos de mención fuera del ámbito de la propia empresa”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad