Party Fiesta lleva sus disfraces hasta Pakistán

stop

La firma catalana ha abierto su primera tienda en la ciudad de Karachi

25 de octubre de 2013 (19:12 CET)

Disfraces para todas las ocasiones, accesorios para hacer bromas a los amigos y complementos para celebrar una fiesta infantil conforman parte del catálogo de Party Fiesta. Esta compañía familiar con sede en Hospitalet de Llobregat (Barcelona) quiere ampliar su red de tiendas y entre sus últimas apuestas está Pakistán.

La firma acaba de estrenarse con su primer establecimiento en la ciudad de Karachi y no será el último. Tiene previsto abrir otros ocho espacios a pesar de la agitación política y social en la que está inmerso el país.

“Aunque tienen una cultura distinta a la nuestra el concepto de Party Fiesta encaja, pero mucho más enfocado en los niños y las celebraciones infantiles. La media de hijos por familia allí es tres veces superior a la de España. Además, hay una absoluta ausencia de competencia”, explica el responsable de expansión, Joaquín López.

Oriente Medio

Pero Pakistán no es el único mercado que Party Fiesta ha señalado en el mapa dentro de su plan de expansión, Arabia Saudita es otro de los destinos elegidos. “Intentamos adaptar el producto a cada uno de los países. Hay muchas referencias que pueden convivir, pero otras no. En estos mercados estamos entrando a través del modelo franquicia”, matiza López.

En Oriente Medio, la firma se ha unido a uno de los grupos más potentes de distribución de retail que trabaja con grandes imperios como el de Inditex. “Abriremos tres tiendas allí”, detallan fuentes de la empresa.

Trabas para expandirse en España

Sin embargo, lejos de estas nuevas iniciativas, España sigue siendo uno de los territorios de referencia del grupo. Party Fiesta tiene cerca de 60 establecimientos repartidos en la geografía española, de los cuales más de una veintena son propios. “Es nuestro mercado doméstico y estamos creciendo respecto al año pasado. El problema de España es la dificultad que existe para expandir la red comercial por la falta de crédito, lo que frena a los franquiciados”, subraya el portavoz de esta compañía.

Party Fiesta, dirigida por Lolo Hernández, ha clausurado el ejercicio 2012 con una facturación global de 27 millones de euros. La compañía, que ahora extiende sus tentáculos comerciales por varios puntos del mundo, asegura que no destina gran parte de sus ingresos a la expansión porque el modelo franquicia no lo requiere.

Pese a ello asegura que trabaja por mantener entre el 10% y el 15% de la red como tiendas propias. El año pasado abrió tres y para el próximo se ha fijado la apertura de otros cinco espacios, sobre todo en zonas muy céntricas cuyo coste de los bajos comerciales puede resultar demasiado elevado para un franquiciado.

Rumbo a Alemania

Centrándose más en Europa, Party Fiesta se abrirá paso el próximo año en Alemania, donde asegura que el problema es que no hay apenas locales vacíos que cumplan las condiciones que buscan.

“Nos centraremos primero en la zona de Colonia y Múnich aunque también estaremos en Berlín, por supuesto”, añade López. Este negocio, no obstante, cuenta con algunos inconvenientes como la estacionalidad. “Hay seis meses muy buenos de ventas entre Halloween, Navidad y Carnaval, pero el resto del año es muy tranquilo en cuanto a ventas. Pero, los márgenes son buenos –del 60%-- y la media de facturación por tienda es de 400.000 euros al año”, concluye.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad