Tomás Pascual (derecha), presidente de Calidad Pascual, en un centro del grupo empresarial.

Pascual ahonda su crisis de identidad con un nuevo cambio de marca

stop

La empresa cambió su marca 2014 al renegar de su condición de empresa lechera. Ahora, vuelve a cambiar de rumbo

Madrid, 18 de abril de 2018 (14:20 CET)

Pascual ha entrado en una nueva crisis de identidad que comenzó en 2014 pero que sigue más vigente que nunca. Hace cuatro años la compañía se rindió ante la dura competencia de las marcas blancas y decidió que ya no se llamaría Leche Pascual.

En enero de 2014, la compañía decidió desterrar la marca que la había hecho famosa. Y ya dejó de hablar de vacas, pastos y de leche. Atrás habían quedado los años del pegadizo anuncio de televisión que cantaba “voy a tomar leche desnatada Pascual”. Hace cuatro años, la multinacional decidió suprimir el sustantivo Leche de su nombre. De repente pasó a llamarse “Calidad Pascual”.

"No somos una compañía lechera", llegó a decir el consejero delegado de Pascual

El propio consejero delegado hizo una sorprendente declaración el día de la presentación de su nueva marca. “No somos una compañía lechera”, aseguró Ignacio García-Cano, que dejó estupefacta a la audiencia. “Ahora somos una compañía de salud y nutrición”.

Tras una inversión millonaria para posicionar la nueva marca “Calidad Pascual” la empresa vuelve a anunciar que cambia de nombre. Ahora, la cúpula directiva quiere regresar a los orígenes para volver a conquistar el mercado de la leche (y derivados) en España.

¿Cuál será el nombre?

La directora de márketing en España, Mar Doñate, acaba de anunciar que la empresa relanzará su marca el próximo mes. El fabricante lechero, que difundió el anuncio en la feria Alimentaria en Barcelona, no concretó si la nueva marca volverá a recuperar el sustantivo “Leche” o si, por el contrario, prepara una marca completamente innovadora.

Pascual contaba con el 50% del mercado de leche en los noventa. Hoy, ronda el 10%

Lo que sí ha trascendido es que la compañía prepara el lanzamiento de una nueva leche sin lactosa y con cereales y nuevas bebidas vegetales. Se trata de lanzamientos que reforzarán las nuevas líneas de negocio y las marcas que el grupo ha reforzado en estos años de desdén hacia la leche: Bezoya, Vivesoy, Bifrutas, Mocay Caffè, DiaBalance y The Goods.

La compañía, que afronta pérdidas y caída en su participación de mercado, está decidida a recuperar el liderazgo, pero no lo tiene fácil. En la década de los 90, contaba con el 50% del mercado de la leche en España. Hoy, con el acecho de las marcas blancas por una lado y el de la leche ecológica por el otro, apenas ronda el 10%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad