Un escaparate de una de las tiendas de Façonnable.

Pepe Jeans intenta soltar lastre con la venta de Façonnable

stop

La compañía busca deshacerse de su filial francesa después de ser incapaz de llevarla a beneficios y tras cerrar la mayoría de tiendas en España

Barcelona, 21 de noviembre de 2018 (04:55 CET)

Pepe Jeans cayó en números rojos en la temporada 2016/2017. La compañía textil perdió 13,4 millones de euros a lo largo del año, y la cúpula de la compañía ya ha iniciado el plan para que el agujero no vaya a más. Entre las primeras medidas está la venta de Façonnable, la marca francesa que integró a finales de 2016  y que se ha convertido en un foco de problemas frente al impulso internacional que aspiraba a ser.

Fuentes financieras explican a Economía Digital que el grupo libanés M1 busca deshacerse de la firma gala después de que la integración a Pepe Jeans no obtuviera los resultados esperados y prosiguiera la sangría de pérdidas. El problema radica en las minusvalías que la operación puede suponer para el inversor, que compró la firma en 2007 por 210 millones de euros y quiere que la diferencia con la cantidad desembolsada sea lo menor posible.

Sin embargo, Façonnable es hoy sensiblemente más pequeña de lo que fue. En 2015 despidió a 96 de los 448 empleados que tenía y a día de hoy sólo cuenta con una red de 21 tiendas –15 de ellas en Francia— con un solo establecimiento en España; en el outlet de La Roca Village.

En el último ejercicio disponible la marca apenas facturó 8,4 millones de euros --no se contabiliza el año completo-- y contribuyó a las pérdidas del grupo con un resultado negativo de 4,7 millones de euros. Migajas para un conglomerado de marcas --que también incluye Hackett y la distribución en España de Tommy Hilfiger y CK-- que tuvo unos ingresos de 560,5 millones de euros, sólo el 0,7% más que el año precedente.

No obstante, las últimas cuentas depositadas ante el Registro Mercantil advierten de que el agujero generado por Façonnable fue incluso mayor debido a los efectos de consolidación pues "afectó en 12 millones de euros" el resultado negativo de todo el grupo.

Las cifras de Pepe Jeans del año 17/18

A mediados de junio, Pepe Jeans emitió un comunicado con las cifras orientativas de su ejercicio 2017/2018. Se pudo ver que la firma de origen francés --que mantiene su independencia en la gestión-- volvió a protagonizar un año negativo. El Ebitda fue de de 3,7 millones de euros negativas y las ventas apenas rondaron los 20 millones de euros, según la nota de prensa.

Los números actuales están muy lejos de los 47,2 millones de euros que facturaba la empresa en 2013, según Modaes. Eso sí: entonces las pérdidas eran de 30 millones de euros.

 

 

 

Hemeroteca

Moda
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad