Pescanova aplaza la contratación de Houlihan Lokey como asesor financiero

stop

La compañía suspende el acuerdo hasta que cuente con el visto bueno del consejo de administración y se formulen las cuentas de 2012

11 de marzo de 2013 (08:52 CET)

Pescanova ha suspendido de forma temporal la contratación de Houlihan Lockey como asesor financiero de su reestructuración, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La compañía aplaza el acuerdo hasta que el consejo de administración apruebe los términos del contrato y se formulen las cuentas del último ejercicio.

"No habiendo formalizado aún todos los términos de la relación contractual con Houlihan Lokey como asesor financiero de la reestructuración, y pendiente de que los mismos sean ratificados por el consejo de administración una vez formuladas las cuentas anuales de 2012, Pescanova informa que la contratación está temporalmente suspendida hasta que los acontecimientos anteriores se hayan producido", señala la firma en un comunicado.

Deuda bancaria

La compañía gallega ha puesto en marcha el proceso de renegociación de su deuda financiera, tras solicitar el preconcurso de acreedores.

Pescanova tiene un pasivo de 1.500 millones y debía afrontar este año el vencimiento de deuda por un importe de 203,36 millones de euros (con entidades de crédito, obligaciones y deudas no comerciales). Con una débil situación económica, la firma se reunirá con las entidades acreedoras para encontrar una solución que solvente su falta de liquidez.

Ampliación de capital


Una de las soluciones que la veintena de entidades financieras acreedoras barajan es una ampliación de capital que dé entrada o mayor peso accionarial a un socio industrial, después de que la firma solicitara un crédito sindicado de 150 millones de euros y pidiera aplazar 90 días un vencimiento en enero de 15 millones de dicho préstamo, que contó con el apoyo de 16 entidades.

Banco Sabadell, el máximo acreedor de Pescanova con más de 200 millones de euros, se ha comprometido a poner "todo el empeño" para que la situación se resuelva "lo antes posible" y se ha mostrado dispuesto a renegociar la deuda de la multinacional gallega. Otros acreedores, como Novagalicia Banco y Banco Pastor,--integrado en el Banco Popular--, también están dispuestos a facilitar la renegociación de la deuda porque confían en la "viabilidad de la empresa".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad