Pescanova y un embarazo retrasan 'sine die' la conclusión del concurso de Miró

stop

El juzgado de lo mercantil de Barcelona no decidirá si Francesc Miró es o no culpable de la insolvencia de la compañía hasta el primer trimestre de 2014

Campaña de márketing en una tienda Miró

11 de noviembre de 2013 (18:46 CET)

El concurso de acreedores de Establiments Miró tendrá que esperar unos meses más para cerrarse definitivamente. El juzgado de lo mercantil número 1 de Barcelona tenía que concluir este miércoles si la insolvencia de la empresa era culpabilidad o no de su equipo directivo, encabezado por Francesc Miró. Pero el caso Pescanova le ha pasado por delante, aseguran fuentes conocedoras del proceso.

La Audiencia Nacional también ha fijado una vista el 13 de noviembre para que los responsables de BDO expliquen ante el tribunal por qué no detectaron las cuantiosas pérdidas del grupo gallego. La firma incluso emitió una recomendación favorable a los números del ejercicio 2012 en una reunión que se celebró sólo dos días antes de que Pescanova reconociera su quebranto ante la justicia mercantil.

Los auditores de este grupo también eran los encargados de fiscalizar los números de la cadena de electrodomésticos catalanes. Si no están presentes en la vista de Barcelona, el tribunal no puede concluir la pieza de calificación de la insolvencia. Por lo que se ha aplazado el encuentro. Por el momento, sin fecha.

Baja de maternidad

La imposibilidad de estar presente en la vista de una de las partes personadas en el proceso (BDO) ha coincidido con la baja de maternidad de la titular del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Barcelona, Yolanda Ríos.

La junta de jueces decidió no nombrar a un sustituto para la magistrada. En los próximos meses, el resto de responsables de los tribunales mercantiles de Barcelona se repartirán las causas que se dirimen en esta sala. Por el momento, desde medianos de octubre ya han pasado por el tribunal los magistrados José María Fernández Seijo (juzgado número 3) y Marta Cervera Martínez (número 8).

Aún se tiene que decidir quién llevará las riendas del juzgado número 1 en diciembre. Cuando se nombre a los responsables --se reparten, normalmente, por quincenas-- se abrirá de nuevo el proceso de Establecimientos Miró. Como hay bastantes partes personadas en el concurso de acreedores, ya se da por sentado que la nueva vista no se fijará hasta el primer trimestre de 2014, señalan los mismos interlocutores.

Alteración de las cuentas

Las Asociaciones Sectoriales de la Línea Blanca (Anfel) y del Pequeño Aparato Electrodoméstico (FAPE) solicitaron en febrero de 2012 que se considerada a Francesc Miró culpable de la insolvencia de la compañía. Denunciaron las alteraciones en las cuentas que había presentado la firma de electrodomésticos hasta la fecha para esconder sus pérdidas. Un comportamiento que también denunció ante los tribunales La Caixa.

Además, ambas organizaciones empresariales presentaron una querella criminal que se tramita en Juzgado de Instrucción número 19 de Barcelona por la posible comisión de los delitos de falsedad contable, estafa e insolvencia punible por parte de Miró. De hecho, el tribunal de lo mercantil había aplazado la pieza de calificación a la espera de que se resuelva la querella criminal.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad