Piqué será candidato único a la presidencia del Cercle d'Economia tras ser escogido por unanimidad por los notables de la institución

stop

Los expresidentes defienden que el presidente de Vueling vuelva a ocupar la máxima responsabilidad del club de opinión barcelonés en sustitución de Salvador Alemany

Josep Piqué

17 de febrero de 2011 (19:26 CET)

Al final hubo liturgia y no hubo sorpresas ni sorpasso. Josep Piqué, presidente de Vueling, exministro de los gobiernos de José María Aznar, antiguo dirigente destacado del PP catalán y, también, expresidente del Cercle d'Economia, es el candidato sobre el que ha recaído la unanimidad de los notables de la institución para ocupar de nuevo el cargo en sustitución de Salvador Alemany a partir del 3 de mayo, tal y como había avanzado Economía Digital.

Así lo decidieron en la tarde del jueves los expresidentes del club de opinión barcelonés, que coincideron de forma amplia en que el perfil escogido se adecuaba mejor al requerido por el lobby en estos momentos. A la vez, esa decisión evitaba que el relevo fuera percibido como maniobra política.

La retirada de Alemany se ha producido antes de que concluya su mandato y como consecuencia de haber sido encomendado por el President Artur Mas para liderar el consejo que asesorará al Govern en materia de política económica, el denominado Carec. La designación de Alemany y su perfil convergente (formó parte de varias quinielas para ocupar la consejería de Economía de la Generalitat) alertaron a algunos sectores del PSC a movilizar un candidato próximo a sus tesis. Estos sectores intentaron movilizar al lobby nacionalista Femcat para que auspiciase un nombre alternativo.

El error de Simón

En los últimos días, algunos medios postularon el nombre de Ángel Simón, presidente de Agbar, como alternativa a ocupar el sillón. Simón está bien relacionado con sectores municipales del PSC, lo que le convertía en un ejecutivo deseable por una parte del socialismo catalán. Sin embargo, no todo el partido reunía una postura coincidente sobre su figura.

Para más inri, la publicación de artículos loando su figura y sus posibilidades hizo especular en determinados ámbitos con el hecho de que fuera el círculo de influencia de La Caixa quien estaba impulsando su candidatura.

Pero Simón no era siquiera vicepresidente de la entidad, condición que sí reúne Piqué en la actualidad. Y esa circunstancia, así como las maniobras detectadas en el entorno del Cercle para encumbrarlo a última hora habrían decantado la opinión de los notables de la entidad en favor del presidente de Vueling.

Una costumbre que es un laudo

De forma consuetudinaria, el Cercle reúne siempre a sus vicepresidentes antes de las elecciones y a los expresidentes de la entidad para que se pronuncien sobre la forma más adecuada de acometer el cambio. Aunque Simón podría legalmente presentarse el próximo 3 de mayo en competencia con Piqué, jamás en la institución se ha producido una situación así: el veredicto de los antiguos presidentes de la entidad es, de facto, una designación.

El Cercle d'Economia es una institución del mundo económico, profesional y académico de Barcelona que actúa de forma transversal a los partidos políticos y que persigue siempre el consenso en su funcionamiento ordinario, incluido el nombramiento de su junta directiva.

Tanto Josep Oliu (Banc Sabadell), como Artur Carulla (Agrolimen), ambos vicepresidentes, se habían alejado por diferentes motivos de la futura presidencia. El tercer vicepresidente, el catedrático Antón Costas, quedaba invalidado también por la fuerza de la costumbre: jamás la institución ha estado presidida por un académico. El cuarto vicepresidente es Josep Piqué.





Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad