Una imagen de Pocoyó durante la presentación de su salida a bolsa. EFE/Emilio Naranjo

Pocoyó sale del MAB en plena lucha interna entre directivos

stop

Ocho años después de su incorporación al parqué, la junta de accionistas de Zinkia aprueba la salida del MAB

Barcelona, 27 de noviembre de 2018 (14:22 CET)

Pocoyó se despide del Mercado Alternativo Bursátil después de ocho años. La junta de accionistas de la productora Zinkia, propietaria de los derechos del dibujo animado, ha aprobado esta mañana la salida del MAB y está previsto que se comunique oficialmente la resolución a lo largo de esta tarde. Esta decisión, motivada por la falta de liquidez que caracteriza al MAB, llega en plena batalla judicial entre el fundador de la compañía, José María Castillejo, y el primer accionista, Miguel Valladares

Valladares y Castillejo siguen enzarzados desde que en 2016 éste último abandonara la productora, al perder la mayoría accionarial necesaria para mantenerse. Castillejo, fundador del proyecto, recibió un balón de oxígeno en las últimas semanas, cuando un juzgado mercantil impugnó la junta de accionistas en la que cambió la cúpula del grupo

Esta sentencia le valió a Castillejo para dirigirse a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y al Mercado Alternativo Bursátil para que frenaran los planes de la compañía, ahora en manos de Valladares. El esfuerzo no sirvió de nada porque el regulador bursátil, ante la insistencia de Castillejo, contestó que esas decisiones "corresponden a los juzgados y tribunales". 

El caso no está cerrado. El entorno de Valladares trasladó a este medio que recurrirán la sentencia, porque todavía no es firme, a la vez que consideraron que la resolución no alterará “la composición accionarial de la compañía”.

Del otro lado, fuentes cercanas a Castillejo explicaron que utilizarían el fallo para reabrir una guerra que se inició hace dos años. Con su salida del consejo de administración, el creador de Pocoyó denunció una serie de irregularidades en diferentes instancias judiciales para demostrar lo que a su juicio fue el robo de su compañía. 

La voluntad de probar estos presuntos hechos delictivos le han llevado sin éxito ante la Audiencia Provincial de Madrid, donde lo intentó por la vía penal, e incluso ante la justicia europea

Otra vez el MAB bajo sospecha

Dejando de lado los problemas entre directivos, la salida de Zinkia del MAB constata una vez más el fracaso del mercado alternativo. A pesar de casos de éxito recientes como el de MásMóvil, la mayor parte de noticias que ha dejado el MAB han sido negativas. Gowex fue el fracaso más sonado, pero la lista de decepciones es larga: desde Home Meal hasta Imaginarium pasando por Only Apartments Boda Click.  

Los datos de la firma de análisis Mabia mostraron en julio cómo la capitalización conjunta de las 41 compañías no alcanzaba los 1.300 millones. El valor es inferior al de 2013, cuando el índice cerró el año en 1.679 millones de euros y sólo 21 empresas. Desde entonces, el precio no bajó de esa cifra con un 2016 álgido alcanzando los 2.154 millones de euros.

Zinkia, en concreto, ha perdido en los últimos dos años más del 20% de su valor. Cotiza a 0,51 euros por acción aproximadamente, lejos de los 0,69 euros por los que se intercambiaba la acción en las mismas fechas de 2016. 

Fuentes de la compañía explican que el motivo principal de su salida es el coste asociado que conlleva mantener la empresa en cotización y el problema de liquidez que caracteriza al MAB: en los últimos seis meses se han movido apenas 1.600 títulos de Zinkia por día.

Los expertos siempre han apuntado que en el MAB muchas de las empresas sólo sacan a bolsa una pequeña parte, por lo que el inversor puede tener problemas para encontrar comprador de sus acciones. Ello hace que sea un mercado pequeño en el que un inversor puede hundir la acción cuando tiene una posición importante en algún valor. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad