Prisa redobla la presión sobre 'Cinco Días' para acelerar el ajuste de plantilla

stop

El rotativo económico pretende prescindir de 25 profesionales de una plantilla de 87 trabajadores

29 de diciembre de 2010 (11:45 CET)

El 4 de enero será un día clave para la reestructuración de plantilla del diario Cinco Días. Ese día, el comité de empresa ha sido citado por los representantes de Prisa para acelerar el proceso de salida de hasta 25 periodistas. Desde el grupo se asegura que hay dinero para despedir y urge a la plantilla –de momento sin respuesta– para que las salidas sean voluntarias.

El próximo martes Prisa quiere dar un paso decisivo en el proceso por el que recortará la plantilla del diario Cinco Días, formada ahora por 87 profesionales. El objetivo de la reunión a la que ha sido convocado el comité de empresa es, por parte de la compañía, reiterar que hay liquidez y disposición para afrontar los recortes con indemnizaciones de hasta 45 días por año y dejar claro que el proceso tiene que estar terminado antes de que acabe el mes de enero.

Tras la primera reunión mantenida el pasado día 23 de diciembre y en la que Prisa expresó su deseo de que las bajas sean voluntarias, en la plantilla del diario no hay movimiento alguno. Los trabajadores quieren que sea la empresa la que mueva ficha y que sea más generosa en las condiciones de los despidos.

Cierre de CNN

Sin embargo, tras la entrada de Liberty en el capital del grupo de comunicación español, queda claro que a la compañía no le va a temblar el pulso a la hora de tomar decisiones, como ha quedado claro con la decisión de traspasar a Telecinco su canal CNN , que ya ha sido cerrado y que supondrá que hasta 150 profesionales perderán su empleo.

La propuesta de ajuste duro en Cinco Días se produce en plena convulsión en el grupo que preside Ignacio Polanco. Al cierre del canal de CNN se suma la integración de Cuatro en Telecinco y, ayer mismo, la venta del edificio que alberga a las televisiones del grupo en Tres Cantos –Madrid– por 80 millones de euros a un fondo estadounidense.

Por eso, desde el diario económico se teme que si la empresa no cuenta con 25 nombres antes del 20 de enero –fecha tope para cerrar el ajuste–, Prisa puede optar por un ERE que, dada su delicada situación económica, se salde con despidos con una indemnización de 20 días por año. En el periódico tienen claro que el tijeretazo se producirá por las buenas o por las malas. La contundencia con la está actuando Prisa a instancias de Liberty así lo hace prever.

La empresa justifica el ajuste en el diario por la necesidad –siempre según Prisa– de alumbrar un nuevo modelo de periódico, más volcado en Internet. Para ello se contratará a una docena de técnicos y especialistas en Internet. En el diario se cree que algunas de estas funciones podrían ser desempeñadas por algunos de los actuales trabajadores, una cuestión que también se debatirá el próximo martes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad