Prisa vale menos en bolsa que sus participaciones financieras

stop

Sus acciones en Telecinco y Media Capital valen más que todo el grupo. Los sindicatos temen un ‘macroere’ para el 14 de marzo

07 de marzo de 2011 (16:33 CET)

El negocio tradicional de Prisa sigue lastrando a la compañía. Al menos esta parece la opinión de los inversores que valoran el holding en 900 millones de euros, cantidad con la que apenas se cubrirían las participaciones financieras que ostenta en otros grupos cotizados ajenos a su negocio tradicional. Sólo el 17,3% del capital que mantiene en Telecinco está valorado en más de 600 millones de euros. El 90% que ostenta en la portuguesa Media Capital, en otros 300 millones.

Esta situación, sin embargo, supondría una ventaja para el consejero delegado de Prisa, Juan Luis Cebrián, que tiene la intención de hacer caja y vender la participación del grupo en Telecinco una vez transcurrido el año de lock out al que está obligado por los acuerdos de venta de Cuatro y del 22% de Digital a la cadena en España de Mediaset.

Entretanto, los planes de Cebrián pasarían por satisfacer a Liberty Acquisition Holdings, la docena de hedge funds que han salvado de la quiebra al grupo de medios fundado por Jesús de Polanco, y que considera un lastre la dimensión de la plantilla de Prisa.

Según los resultados presentados la semana pasada, Prisa arrojó un resultado neto negativo de 72,87 millones en el conjunto del ejercicio. Mucho tuvo que ver en esa mala evolución la provisión de 80 millones para la “reestructuración en empresas asociadas”. Prisa señaló a la CNMV que en 2010 ejecutó la parte principal de su plan de reestructuración financiera, manteniendo el perímetro de consolidación y el control de sus empresas, salvo en el caso de Cuatro.

Escudado en estos resultados, Juan Luis Cebrián daría luz verde a una sustancial reducción de la plantilla del grupo. Es más, según un comunicado de CCOO hecho público el pasado viernes, la compañía ha amenazado con presentar un ‘macroere’ el próximo 14 de marzo si no hay acuerdo con las centrales sindicales.

80 millones para el ERE

El proceso parece irreversible, tanto es así que Cebrián ya habría anticipado su coste a los inversores. En una conference call celebrada tras la presentación de los resultados, Cebrián habría cifrado el coste del plan de reestructuración, que supondría la salida de más de 2.500 profesionales. Prisa se gastaría entre 60 y 80 millones.

En total, el grupo prevé desprenderse -vía bajas incentivadas, prejubilaciones o externalizaciones- de un 18% de su plantilla. El mayor temor entre los sindicatos es que la dirección plantee un macro expediente de regulación de empleo de grupo apoyado en las pérdidas registradas en 2010. Cebrián espera un impacto en la cuenta de resultados de 50 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad