Prisión con fianza de 30 millones para Díaz Ferrán

stop

'OPERACIÓN CRUCERO'

El ex presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán. EFE / Javier Lizón

05 de diciembre de 2012 (11:59 CET)

El juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, ha decretado el ingreso en prisión eludible bajo fianza de 30 millones de euros para el ex presidente de la CEOE y ex propietario del grupo Marsans, Gerardo Díaz Ferrán. Esta es la primera medida interpuesta al empresario por el presunto vaciamiento patrimonial del grupo turístico que evitó el pago a sus acreedores.

Díaz Ferrán ha declarado durante una hora ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6. También ha comparecido el trabajador de las empresas de Ángel de Cabo, Antonio García, que apenas ha estado unos minutos en el despacho del juez al acogerse a su derecho de no declarar.

Velasco, que instruye este procedimiento a partir de una denuncia presentada en enero por cuatro grandes grupos del sector turístico --AC Hoteles, Meliá, Pullmantur y el grupo Orizonia-- imputa a los detenidos los presuntos delitos de alzamiento de bienes, blanqueo de capitales e insolvencia punible.

La mayor fianza de la historia

La fianza de 30 millones está considerada la mayor de la historia de la justicia española. Nunca antes se había impuesto tal cantidad de dinero. Quien más se acerca a Díaz Ferrán es el ex banquero Mario Conde, que recibió una caución de 2.000 millones de pesetas (12 millones de euros) por el caso Banesto.

Los nueve detenidos llevan desde el pasado lunes en dependencias judiciales y este miércoles pasan a disposición del juez Eloy Velasco, que les investiga por presuntos delitos de alzamiento de bienes, blanqueo de capitales e insolvencia punible.

Investigación

De momento, la policía judicial ha requisado unos 50 millones de euros en metálico y cheques al portador que el entramado de De Cabo, presuntamente, intentaba sacar de España. Este capital procede de sociedades del grupo Marsans y otras empresas vinculadas a los expropietarios de Marsans, Díaz Ferrán y el fallecido Gonzalo Pascual.

Además, la policía ha encontrado dos trofeos de caza --un elefante y una jirafa-- durante el registro de la casa de De Cabo, así como 380.000 euros en metálico en la caja de seguridad de una entidad bancaria cuyo titular era su cuñado Teodoro Garrido. Estos hallazgos se suman a los 400.000 euros encontrados en casa del actual propietario de la agencia de viajes Marsans, el millón de euros en la vivienda de su secretaria, Susana Mora, y los 150.000 euros y el kilo de oro que guardaba Díaz Ferrán.

Desviación de dinero

Las investigaciones también han desvelado que el ex presidente de la CEOE obtuvo más de cuatro millones de euros con la venta a inversores rusos de una casa en Mallorca el pasado agosto, una de las operaciones de ocultación de activos que la Audiencia no ha podido paralizar. Asimismo, se sospecha que tanto Díaz Ferrán como Pascual poseen fincas en México y Portugal y apartamentos en Nueva York.

La querella de los cuatro grandes del sector turístico requiere al juez que la Interpol acceda a estos bienes y a las autoridades competentes de estos países para que se embarguen todos estos activos. Además, la Audiencia Nacional ha enviado comisiones rogatorias a Suiza, Irlanda, Liechtenstein y Panamá, entre otros países, para investigar el paradero de otros bienes de Díaz Ferrán y Pascual en el extranjero.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad