Proactiva insta al juez a desahuciar a Cacaolat

stop

El fondo inmobiliario quiere presionar a Cobega y Damm para negociar el precio del alquiler de la planta de Barcelona

15 de noviembre de 2012 (09:18 CET)

Proactiva BCN-La Marina vuelve a cargar contra los nuevos dueños de Cacaolat, Cobega y Damm. Tan sólo un mes después de haber presentado concurso de acreedores con un pasivo que supera los 80 millones de euros, el fondo inmobiliario pide a un juez de Madrid que ejecute el auto de desahucio que pesa sobre la planta de Cacaolat en Barcelona, según Expansión.

Todo ello, con el fin de sentarse a negociar con los nuevos propietarios el precio del alquiler de la fábrica que Proactiva considera ahora insuficiente. Desde que la firma de batidos ha pasado a manos de Cobega y Damm no ha habido entendimiento entre las partes.

Acuerdo con Clesa

El motivo reside en que cuando Clesa vendió a Proactiva en 2007 la planta de Barcelona por 97 millones acordaron un precio de alquiler con el que, según apunta Proactiva, no cumplen los nuevos dueños que sólo abonan un 10% de lo acordado con Clesa.

En 2011, Proactiva solicitó el desahucio de la planta de Cacaolat y el juez le dio la razón. Ahora, el fondo inmobiliario quiere que se ejecute de forma inmediata. Con todo, el contrato que se firmó con Clesa finaliza el próximo 31 de diciembre con lo que, de no llegar a ningún acuerdo, el próximo año Cacaolat ya no tendrá cobertura legal para seguir ocupando la planta.

Por su parte, Cobega y Damm aseguran que están abiertos a dialogar con Proactiva con tal de llegar a un acuerdo, aunque el fondo insiste en que no hay voluntad de entendimiento.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad