Recoder fuerza un 'pacto express' con los trabajadores de Tabasa

stop

Consiguen un principio de acuerdo tras una reunión "maratoniana" que se rubicará al mediodía

Peaje de los túneles de Vallvidrera (Barcelona) - Tabasa

23 de noviembre de 2012 (11:14 CET)

Los trabajadores de Tabasa han conseguido en 24 horas lo que hace dos días parecía imposible: blindar sus condiciones laborales en el proceso de privatización de los túneles de Vallvidrera (Barcelona) y el Cadí (Girona). “El jueves por la mañana nos llamaron del departament de Territori i Sostenibilitat para que nos reuniéramos de urgencia”, explican fuentes del comité de empresa a Economía Digital. Tras un encuentro “maratoninano”, a última hora de la tarde llegaron a un principio de acuerdo que se tiene que ratificar este viernes al mediodía.

La conselleria encabezada por Lluís Recoder dio su brazo a torcer, según los sindicalistas, y aceptó incluir la compensación que el Gobierno de Mariano Rajoy pactó en el decreto 20/2012. Aunque Tabasa no sea una empresa de titularidad pública, los recortes de este año a la paga extra de Navidad también se revertirán en un fondo de pensiones. “Ahora nos queda pactar la letra pequeña, que es la más difícil”, señalan los mismos interlocutores.

Huelga parcial

Por el momento, el principio de acuerdo ha provocado que la huelga en los peajes este viernes por la mañana se desconvocara en el último momento. “Ha sido una decisión de última hora”, afirman los representantes de los trabajadores. Si las negociaciones no llegan a buen puerto, abrirán las barreras de los peajes esta tarde entre las cinco y las ocho horas.

También mantienen la convocatoria de paros el próximo viernes y el día de la operación salida del puente de la Purísima, el 5 de diciembre, a la espera del encuentro con la conselleria de Territori i Sostenibilitat.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad