Renace la guerra entre 'El Periódico' y 'La Vanguardia'

stop

MEDIOS

07 de marzo de 2013 (11:47 CET)

El conde de Godó reparte de forma gratuita desde hace varios años ejemplares de La Vanguardia dentro de Ferrocarrils de la Generalitat (FGC), ciertos ambulatorios de Barcelona y el zoo de la ciudad, entre otros lugares. Esta semana los periodistas de El Periódico, su histórico rival, han detectado que la distribución ha empezado en el metro de la capital catalana. Concretamente, en una de las zonas en las que son el diario más vendido en los quioscos, Santa Coloma de Gramenet (Barcelona). Y no se han quedado de brazos cruzados.

El comité de empresa iniciaba este jueves por la mañana una campaña en las redes sociales para denunciar lo que consideran que es “competencia desleal”. Fuentes de la representación sindical acusan al rotativo del Grupo Godó de distorsionar el mercado “con mala fe”, ya que ahora llevan su campaña de reparto gratuito a lugares en los que El Periódico domina en difusión. Además, no existe ningún acuerdo público con la sociedad encargada de gestionar el transporte público, Transport Metropolità de Barcelona (TMB), que dé transparencia al reparto de prensa diaria. Constatan que hay repartidores dentro de las líneas de metro, no en la entrada como hacen los rotativos gratuitos.

El Grupo Zeta se lava las manos

Los representantes de los trabajadores de El Periódico han iniciado la campaña en las redes sociales ante la negativa del Grupo Zeta a denunciar esta práctica ante la Autoritat Catalana de la Competència. Plantearon este extremo ante la cúpula encabezada por Antonio Asensio Mosbah. Pero la directiva rechazó emprender una guerra contra el Grupo Godó “porque este no era el momento” y porque temían que la Generalitat les retirase ayudas públicas en contraprestación, afirman los mismos interlocutores.

El holding de comunicación del Conde de Godó es quien se lleva la mayor parte del pastel de las subvenciones públicas del Govern de Artur Mas, a quien apoya editorialmente de forma notoria.

La denuncia de los trabajadores de El Periódico coincide con la negociación del expediente de regulación de empleo que el Grupo Zeta aplicará a los empleados de su empresa editora situada en la localidad de Parets del Vallès (Barcelona), Gráficas de prensa diaria. La dirección ha anunciado que cerrará el centro de trabajo y discute las condiciones del despido con los sindicalistas. Por el momento, no hay acuerdo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad