Repsol demanda a Argentina ante el insistente silencio de Kirchner

stop

CASO YPF

El presidente de Repsol, Antonio Brufau

03 de diciembre de 2012 (18:32 CET)

Repsol ha dado un paso más en su conflicto con Argentina por la expropiación de YPF. Como ya anunciara hace seis meses, la petrolera que preside Antonio Brufau ha interpuesto una demanda contra Argentina ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) por violación del acuerdo para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones entre España y Argentina firmado el 3 de octubre de 1991.

Repsol demanda a Argentina por el hecho de la expropiación. Es decir, que el Gobierno de Kirchner les arrebatara el 51% del capital de la petrolera argentina. La compañía española comunicó el pasado mayo, cuando envió una carta a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y, como paso previo a esta demanda, que Repsol debía ser compensado por la expropiación con un justiprecio ya que se trataba de un acto ilegal, discriminatorio, que no respetaba las leyes ni los estatutos de YPF.

Brufau ha dicho en varias ocasiones que el objetivo de Repsol es llegar a un acuerdo, pero también que iba a agotar todas las vías judiciales para conseguir lo que es suyo. Ante el silencio absoluto por parte del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, y la no respuesta a la carta enviada por parte de Repsol, la petrolera española ha decidido abrir un proceso de arbitraje ante el Ciadi, la principal institución en materia de arreglo de diferencias relativas a inversiones internacionales, que tiene su sede en Washington y pertenece al Banco Mundial.

Siguiente paso

Tras esta presentación de la demanda, el Ciadi se tiene que pronunciar si admite a trámite la denuncia y si cree que es de su ámbito jurisdiccional. Tras ello, se abrirá un proceso para presentar alegaciones tanto por parte de Repsol como por parte del Gobierno argentino.

Es en ese momento cuando la petrolera exigirá una indemnización por el 51% del capital de YPF que le expropió el Ejecutivo de Fernández de Kirchner. Repsol ya dijo ante los medios que reclamará alrededor de 10.000 millones de euros por este porcentaje. Cifra que a lo mejor podría aumentar en el caso de que incluya negocios a futuro como el megayacimiento de Vaca Muerta.

Se espera que el proceso se alargue en el tiempo. Uncaso de este tipo puede tardar incluso años en solucionarse, sobre todo, si una de las partes no está dispuesta al diálogo y a la negociación como es el caso del Gobierno argentino.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad