Ricoh se queda con Aventia

stop

La oferta de Seidor, que inicialmente era la favorita, pierde la adjudicación

26 de julio de 2013 (14:01 CET)

Aventia ya tiene nuevo propietario. El titular del Juzgado de lo Mercantil 5 de Barcelona, Daniel Irigoyen, ha adjudicado este viernes la tecnológica catalana a Ricoh.

La oferta de la multinacional japonesa ha superado, finalmente, a la de la compañía que partía como favorita para quedarse con la unidad productiva de Aventia: Seidor. De hecho, ambas colaboran en forma de UTE en varios negocios del sector.

Condiciones

El juez Irigoyen ha dictado este viernes el auto por el que Ricoh asume quedar con la unidad productiva. La multinacional alemana también mantendrá varias UTE de la antigua compañía.

Entre ellas, la firma ha adquirido finalmente la participación en el convenio con HP por un lote de uno del contrato del siglo de las telecomunicaciones de la Generalitat. Este acuerdo se remite a la gestión de servicios integrados de computación y administración de infraestructures de proceso de datos, por un valor de 63,49 millones de euros.

No obstante, Ricoh no ha pujado por la UTE Iitteria, que también contaba con un contrato del Centre de Telecomunicaciones y Tecnologia de la Informació (CTTI). Es en esta asociación donde participaba Seidor. La licitación pública ascendió a 65.53 millones.

Adjudicación


La diferencia final entre las ofertas de Seidor y Ricoh ha sido de 361.000 euros. La multinacional japonesa ha asumido quedarse con toda la unidad productiva, pagar 500.000 euros y subrogar 275 trabajadores. Los empleados han emitido un informe favorable a Ricoh. La oferta de Seidor proponía asumir 280 trabajadores --aunque el recuento final ha sido de 276-- y pagar 275.000 euros.

A la adjudicación, también se presentó la firma Concatel.

El concurso

Aventia presentó el concurso de acreedores en el juzgado mercantil número 5 de Barcelona a principios de junio. La consultora tecnológica acumulaba un pasivo de seis millones de euros. La compañía sufrió las consecuencias de la crisis económica y del impago de varios contratos con administraciones públicas.

El volumen de negocio de la firma, dirigida por Josep Grau, sufrió un duro golpe en 2012. Ese año, la facturación pasó de 25 millones un año antes a 21.

Proyecto

Fuentes del sector indican que Ricoh planea transformar a Aventia en una compañía que ofrezca servicios tecnológicos complementarios para sus productos.

La multinacional ha facturado 208 millones de euros en el ejercicio pasado --cerrado en marzo-- en España, un 2% menos que lo obtenido en 2011. Prevé crecer un 8% este año hasta los 225 millones gracias a las aplicaciones y servicios de gestión documental para administraciones públicas y empresas y a la internacionalización de este negocio, con el que entrará este 2013 en Italia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad