Roca despide definitivamente a 476 trabajadores

stop

La compañía pone punto y final a dos meses de negociaciones infructuosas con la representación sindical

08 de marzo de 2013 (12:24 CET)

El Grupo Roca ha dado por terminadas las negociaciones que mantenía desde el pasado 18 de diciembre con los sindicatos del grupo para reestructurar la plantilla. Este viernes ha notificado a sus trabajadores que aplicará el despido colectivo a 476 personas de sus plantas de Alcalá de Guadaira (Sevilla) y Alcalá de Henares (Madrid). En concreto, la medida afectará a 227 empleados del primer centro de trabajo y a 249 del segundo.

El expediente de regulación de empleo (ERE) que está sobre la mesa ofrece una indemnización de 20 días por año trabajado y un tope de 12 mensualidades, tal y como estipula la Reforma Laboral.

Propuesta del mediador

Eso sí, Roca mantiene la oferta del mediador gubernamental que los sindicalistas del grupo rechazaron a finales de febrero. Para evitar judicializar el conflicto laboral, el fabricante de sanitarios catalán propone ampliar la indemnización hasta los 40 días y con un tope de 24 mensualidades. Además, recupera el plan de recolocación en la factoría que tiene en Burgos para unos 60 trabajadores.

Desde el pasado 18 de diciembre, la compañía intenta pactar las condiciones de la reestructuración del grupo. Ha presentado dos ERE a lo largo del proceso, el primero lo retiró para intentar llegar al ansiado acuerdo y el segundo terminó sin pacto. Ahora, la empresa dispone de tres meses para hacer efectiva la extinción de los empleos.

Deslocalizar la producción

Los empleados de Roca se mantienen en pie de guerra. A lo largo de todo el proceso han mostrado públicamente su malestar con el fabricante de sanitarios, incluso iniciaron una huelga de hambre ante la factoría de Alcalá de Guadaira.

Denuncian una deslocalización oculta en este proceso. Fuentes del comité de empresa recuerdan que el grupo amplió el complejo de Santa Luzia en Brasil hace menos de medio año. Una operación que supuso para Roca una inversión de 35,5 millones de euros, más que las pérdidas reconocidas en el ejercicio 2012, que alcanzaron los 30,2 millones de euros. La factoría brasileña es la mayor planta de aparatos sanitarios del mundo, también es el país en el que Roca factura más.

Tras la reestructuración en Sevilla y Madrid, el Grupo Roca mantendrá nueve fábricas en España en las provincias de Barcelona, Madrid, Castellón, Navarra y Burgos que, junto con el resto de centros de trabajo, dan empleo directo a unas 2.000 personas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad