Rosa Clará crece gracias al impulso de Latinoamérica y Oriente Medio

stop

La firma nupcial abre una nueva sede en Barcelona y refuerza su equipo con 50 trabajadores para atender el aumento de la demanda

06 de mayo de 2014 (21:44 CET)

Rosa Clará ha abierto este martes la pasarela Gaudí Novias de Barcelona y, con motivo de esta cita, la firma ha presentado en sociedad a su nuevo director general, Manuel Cano. Procedente de Pronovias, donde ha estado más de seis años, Cano aterrizaba el pasado enero en la compañía que se encuentra en pleno proceso de expansión, sobre todo en Latinoamérica y Oriente Medio. Con motivo de las nuevas aperturas, “desde septiembre de 2013 hemos experimentado incrementos del 40% en los vestidos de novia a nivel global”, ha subrayado Cano en un encuentro con los medios.

Este crecimiento en el negocio responde, en palabras del director general de Rosa Clará, a la oportunidad de expansión que ahora se materializa y a una mejora de la confianza en España. “La crisis ha tocado fondo y estamos ya en una recuperación global. Las bodas siempre son la antesala de lo que vendrá después”, matiza Cano.

Asia queda fuera, de momento


Con todo, la firma no deja de inaugurar nuevas tiendas. Cuenta con 141 establecimientos en todo el mundo. El pasado mes abría un nuevo espacio en Ecuador, también recientemente en Bogotá (Colombia) y en breve en Caracas (Venezuela).

Además, entre los planes a corto plazo de la compañía destacan otros destinos como El Cairo, Kuwait, Dubai, Abu Dhabi y Perú. En Europa, el foco está puesto en Roma. Y, en España, pocos movimientos a la vista. “Aquí se hará algún refuerzo pero ya tenemos una presencia importante”, asegura el director general.

Tampoco Asia está ahora entre las prioridades de Rosa Clará. “No es un mercado estratégico, mientras que Oriente Medio sí lo es. No podemos abarcar ahora tanto, aunque podría ser el next stop”, añade.

Medio centenar de trabajadores más y nueva sede

Sobre la evolución de las ventas, el nuevo camarada de Rosa Clará se muestra más prudente y no ofrece cifras exactas. “Vamos muy bien. Crecemos y muy rápido”, señala. Por ello, el equipo de esta compañía se ha reforzado con 50 nuevos profesionales en apenas dos meses, 20 en las oficinas centrales y una treintena en el área de ventas. En total, Rosa Clará cuenta ya con una plantilla de 300 trabajadores.

Asimismo, parte del equipo se ha trasladado a Barcelona, a una nueva sede en el barrio de Bonanova. El espacio tiene una superficie de 2.000 metros cuadrados. “El centro de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) se nos queda pequeño y ahora será una sede logística”, explica Cano. La firma tiene otro centro en Sant Just Desvern donde hay instalado un showroom de 5.000 metros cuadrados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad