Rosell ofrece a Salgado la colaboración de la CEOE para mejorar la situación económica española

stop

El nuevo presidente de la patronal celebra su primera reunión con la vicepresidenta segunda del Gobierno. El martes desvelará los nueve vicepresidentes que dirigirán la institución los próximos 4 años

Elena Salgado y Juan Rosell

27 de diciembre de 2010 (17:19 CET)

Juan Rosell ha ofrecido la plena colaboración de la CEOE con el ministerio de Economía y Hacienda para remontar la situación económica española. Así lo han asegurado desde el gabinete de la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, tras la primera reunión que han mantenido en un “ambiente cordial”, tal como ha transcendido. Cabe recordar que el mismo día que se proclamó presidente de la patronal, el empresario catalán ya dejó clara su intención de estar al lado del Gobierno para realizar las reformas económicas necesarias, empezando por poner al Estado a dieta, pues se ha hecho "muy grande y voluminoso".

Este lunes, el actual presidente de Foment del Treball también ha manifestado que ya tiene listo el equipo de nueve vicepresidentes que dirigirá la institución en los próximos cuatro años. Esto significa un adelgazamiento considerable de la CEOE, ya que hasta ahora contaba con 21 personas en la cúpula directiva. Ya se conoce que la vicepresidencia primera la ocupará el líder de la patronal madrileña, Arturo Fernández, y otra estará en manos del presidente de Cepyme, Jesús Terciado, pactos de Rosell cuando concurrió a las urnas el pasado 21 de diciembre. Los siete otros nombres los dará en la segunda Junta Directiva de la CEOE tras las elecciones, que tendrá lugar el martes, donde también se valorará si los 46 miembros del Comité Ejecutivo deben seguir en sus cargos tal como propone el presidente.

Todas las previsiones indican que Rosell contará con Santiago Herrero, presidente de la patronal Andaluza, en el equipo directivo de la institución. El líder de la candidatura rival del catalán dejó la puerta abierta a seguir trabajando para la principal patronal española el mismo día de los comicios, un guante que Rosell cogerá. Quien quedará fuera será el compañero del andaluz, Jesús Banegas, presidente de Ametic.

Diálogo social

Además de lavar la cara a una institución muy deteriorada por los problemas empresariales y declaraciones fuera de contexto del líder depuesto Gerardo Díaz Ferrán, Rosell también ha marcado impulsar de nuevo el diálogo social con los sindicatos como uno de los primeros retos que quiere asumir. Una mesa de debate que enquistó con el decreto de la reforma laboral y que ahora debe actualizar la negociación colectiva antes del 20 de marzo, cuando el Gobierno ya ha avisado que legislará si una vez más el acuerdo no fructifica.

En cuanto a Díaz Ferran, continuará dando de qué hablar dentro de la patronal. Rosell quiere mantener la tradición de colocar al frente de la Fundación de la CEOE al presidente saliente, además de dejar a José María Lacasa como secretario general de la patronal, unas decisiones que no todos los empresarios ven con buenos ojos y ya le suscitaron algunas críticas. “Es más de lo mismo”, dijo Herrero poco antes de los comicios. Eso sí, Rosell recibió el respaldo del 62% de los electores en las urnas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad