Schweppes deja su cuartel de Barcelona

stop

La reorganización de la compañía afectará a 14 empleados, la mayoría directivos

17 de junio de 2014 (10:59 CET)

La sede europea de Orangina Schweppes se traslada de Barcelona a Londres. La compañía ha decidido reorganizar su negocio en el viejo continente tras adquirir en 2013 las marcas Lucozade a la farmacéutica GlaxoSmithKlin y dejar atrás su etapa en la capital catalana, donde aterrizó en 2009.

La operación afectará a unos 14 empleados, de los cuales, la gran mayoría son altos directivos. La multinacional les ofrecerá el traslado a la capital británica o bien, a París, donde se encuentra la sede social además de las direcciones de finanzas, compras, informática, relaciones externas y área legal.

El cierre de las oficinas de Barcelona no afectará a la filial española de Orangina Schweppes en Madrid. Además, la compañía mantiene su estructura comercial para Catalunya, que emplea a unas 50 personas, y refuerza el centro de investigación y desarrollo (I D) de Tordera (Barcelona).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad