Seat enfría su apuesta por China

stop

Stackmann se centra en los mercados que ya son referencia de la marca española para recuperar los beneficios

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y el presidente de Seat, Jürgen Stackmann

10 de septiembre de 2013 (14:14 CET)

¿Seat puede ser rentable sin estar en China? Sí. De hecho, es el objetivo del nuevo presidente de la marca española, Jürgen Stackmann. “Tenemos una cartera de producto muy fresca”, asegura. Es el principal activo de la compañía --con la renovada familia León en cabeza, en la que han invertido 800 millones de euros-- para abandonar definitivamente las pérdidas.

En un encuentro con los medios en el marco del International Motor Show que se celebra en Frankfurt (Alemania), el presidente ha reiterado que la marca no triunfará si no aprovecha mejor la capacidad de producción de Martorell (Barcelona). Pero su hoja de ruta no pasa por confiar en el gigante asiático el incremento de venta. Quiere mejorarlas en los mercados fuertes de Seat. Hasta agosto, las ventas crecieron el 11,4% en todo el mundo.

Norte de África, Oriente Medio

Stackmann resalta dos regiones: el norte de África y Oriente Medio. Allí pondrá el foco en los próximos dos años. Especialmente en Israel, Turquía, Argelia y México. Stackmann señala la proximidad y las similitudes de la sociedad para potenciar las regiones del arco mediterráneo. “No hay problemas culturales”, confiesa. Una dificultad que sí se da en el país asiático. “Hemos iniciado un estudio para que nos indique si debemos apostar por un negocio en China”, añade.

En cuanto al país americano, la marca esta bien posicionada entre los jóvenes y se quiere sacar el máximo provecho de ello. “Mi primera visita al exterior como presidente de Seat fue en México”, afirma Stackmann.

Europa

El 80% de las ventas de Seat se producen en Europa. El nuevo equipo directivo no dará la espalda a esta realidad y ha anunciado que intentará potenciar los buenos resultados que cosecha en su principal región.

Una posición contracíclica: Seat ha crecido el 25% en Alemania, un país en el que el Grupo Volkswagen cede cuota. En Reino Unido duplica el incremento de las ventas de la media de la automoción y en España ha conseguido afianzar su liderazgo hasta agosto. Stackmann incluso se muestra optimista con las mejoras económicas que reanimarían el consumo a medio plazo en el país.

Adjudicación del SUV

La cúpula de Seat afronta el gran reto de sacar provecho de los activos propios. Aunque tiene otro reto a corto plazo para mejorar la productividad de Martorell, con las garantías de empleo que incluye. Seat está muy bien posicionada para conseguir la producción del nuevo vehículo todocamino urbano (llamado SUV) de la multinacional alemana.

La cúpula del Grupo Volswagen tomará la decisión en noviembre. El problema es la competencia, ya que la situación económica europea ha puesto en jaque la competitividad de varios centros de trabajo del grupo que aspiran a nuevos modelos, según fuentes sindicales.

Stackmann es taxativo a la hora de hablar de este contrato: “No puede ser el único activo de nuestra balanza”. “Tenemos una cartera muy amplia y desconocida en Europa. Seat aprovechará esta oportunidad”, sentencia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad