Uno de los coches exhibidos en la Feria del Automóvil de Ginebra. / Carles Huguet

Seat jubila el Toledo

stop

El fabricante español cesa la producción y la venta del Seat Toledo tras 27 años en el mercado

Barcelona, 11 de febrero de 2019 (14:23 CET)

Seat da carpetazo a uno de sus modelos más icónicos de las últimas décadas. Lanzado al mercado en 1991, el Seat Toledo fue todo un éxito de ventas durante los 90 y los primeros 2000, pero el cambio de preferencias del mercado hizo que el fabricante opte por jubilar la cuarta generación del vehículo y dar por terminada su relación con la berlina.

La compañía que preside Luca de Meo dejará de fabricar el Toledo, que se elaboraba en la planta de Skoda en República Checa desde 2012. En su página web ya no permite configurarlo aunque, probablemente a modo de liquidación, todavía anuncia la versión Style Edition por 12.900 euros.

Seat tomó la decisión después de comprobar los cambios de las preferencias de los consumidores, que en Europa viran de las berlinas y los coches compactos hacia vehículos SUV, donde le empresa con sede en Martorell ya cuenta con tres modelos: el Seat Ateca, el Seat Arona y el Seat Tarraco.

De hecho, las ventas del Toledo oscilaban entre las 10.000 y las 20.000 unidades --alcanzadas en 2013--; lejos de las 100.000 unidades que alcanzaba con facilidad durante la década de los 90.

La historia del Seat Toledo

Seat lanzó el Toledo en 1991, apenas un año antes de los Juegos Olímpicos y se convirtió en un éxito de ventas desde el inicio. En 1998 sacó una segunda versión, que renovó a principios de los años 2000 con un cambio radical de forma --similar al Altea-- que no convenció a los compradores.

En 2012 volvió a las líneas tradicionales con la cuarta y última generación. El modelo compartió espacio con modelos con el Skoda Rapid y el Skoda Spaceback, lejos de los vehículos estratégicos para el grupo Volkswagen.

 

Hemeroteca

Seat
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad