Seat no teme a la crisis de Volkswagen e incorpora a 100 empleados de ETT

stop

Las buenas ventas de los últimos años y la gran aceptación del Audi Q3 provocan el crecimiento de la plantilla de la marca española

Línea de montaje del Seat León en la planta de Martorell (Barcelona)

en Barcelona, 03 de diciembre de 2015 (09:44 CET)

Seat  ha decidido responder a la crisis de las emisiones, que afecta a todo el grupo Volkswagen, del que forma parte, viviendo al día. Y el día a día le dicta que necesitan producir más. Por ello, el fabricante español ha decidido incorporar a 100 empleados, según ha anunciado este jueves.

No se trata, sin embargo, de nuevos trabajadores para la firma. Este centenar de personas ya estaban empleadas para Seat como personal de empresas de trabajo temporal (ETT). Aun así, la filial de VW ha justificado su incorporación en plantilla "para dar respuesta a las necesidades diarias de producción".

Hasta noviembre, la marca ha producido en su fábrica de Martorell (Barcelona) 450.000 coches, casi 35.000 más que en el mismo periodo de 2014. Pero en 2016 la previsión es de reducir la producción hasta 438.000 coches, a causa del cierre de la línea del Ibiza durante cerca de un mes y por la finalización de la fabricación del Altea.

Buenas previsiones

Así, para la marca las previsiones continúan siendo positivas. Por ello, estas 100 incorporaciones podrían ampliarse y llegar a las 160 en mayo, según la firma. Seat cerrará el año con 350 nuevos puestos de trabajo.

El vicepresidente ejecutivo de Recursos Humanos de la compañía, Xavier Ros, ha apuntado al "éxito comercial" de la marca y a la buena evolución del Audi Q3, que se fabrica en exclusiva mundial en Martorell, como las claves para la ampliación de plantilla propia de Seat.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad