Seat reclama al grupo Volkswagen nuevos modelos para Martorell

stop

Reivindica la capacidad de la planta catalana ante el comité mundial del grupo para frenar la bajada de producción

James Muir, presidente de Seat

01 de diciembre de 2012 (19:28 CET)

La central de Seat en Martorell (Barcelona) está preparada para producir nuevos modelos de vehículos, una salida para frenar los efectos de la caída de ventas del sector y que pone en peligro la continuidad de la plantilla en las condiciones actuales. Así lo han reivindicado los responsables de recursos humanos y del comité de empresa del grupo de automoción español en la reunión del comité mundial de su matriz, el grupo Volkswagen, celebrada en Munich (Alemania).

La planta catalana es una de las candidatas a asumir más volumen de producción. Reclama parte de la inversión que el consorcio alemán anunció la semana pasada, cifrada en 50.200 millones de euros en los próximos tres años, según han informado a Europa Press fuentes sindicales.

Más calidad y productividad

Los representantes de los trabajadores detallan los puntos fuertes del centro de Seat: su calidad y la mayor productividad respecto a otras plantas del grupo, gracias al último convenio colectivo firmado entre la dirección y el comité de empresa.

Uno de las modelos a los que podría optar la factoría de Martorell es un nuevo todoterreno (SUV, por sus siglas en inglés), que Volkswagen adjudicará en los próximos tres meses, según las previsiones de los sindicatos.

Demanda en los BRIC

El presidente del consejo del grupo Volkswagen, Martin Winterkorn, ha manifestado en el encuentro con los trabajadores la preocupación de la compañía por el descenso en ventas y, por tanto, de la producción en todas las plantas de Europa. Augura un 2013 complicado, con tendencia a salir fuera del continente, a países como China, India y Brasil. En estos países emergentes, los llamados BRIC, la demanda de vehículos sigue al alza.

Los presentes en el encuentro también señalan que los máximos responsables de la multinacional no renunciarán a hacer inversiones, a pesar del escenario poco propicio del sector en Europa. Principalmente, destinarán nuevas partidas económicas para mejorar instalaciones y fabricar nuevos modelos de vehículos.

Flexibilidad

En la reunión del comité mundial han participado los representantes de recursos humanos y sindicatos de todas las marcas y plantas del grupo alemán. Por parte de Seat, han acudido el vicepresidente de recursos humanos, Josef Schelchshorn; el director de personal, Xavier Ros; y dos representantes del comité de empresa.

El presidente de los representantes de los trabajadores, Matías Carnero, ha afirmado que la planta de Martorell “necesita más volumen para ser rentable". El todoterreno es una opción que está sobre la mesa, pero el sindicalista pide “ser cauto”, porque las plataformas giratorias de Volkswagen permiten que todos los modelo se puedan ensamblar en cualquier planta del grupo.

¿ERE temporal o de extinción?

El comité de empresa de Seat estaría dispuesto a “discutir” nuevas medidas de flexibilidad para asegurar una mayor producción. Aunque Carnero deja claro que "no todo vale" en la posible nueva negociación. Señala que el convenio vigente prevé mucha flexibilidad, aunque la bolsa de horas de los trabajadores "está rozando los límites" por la bajada de la producción. Los sindicalistas no descartan algún tipo de expediente de regulación de empleo (ERE) temporal o de reducción de plantilla.

Esta semana, el comité de empresa y la dirección de Seat han firmado el calendario laboral para 2013. De entrada, prevé entre cuatro días de inactividad para la línea dos y tres y cinco para la uno tras las vacaciones de Navidad --entre el 24 de diciembre y el 1 de enero-- para dar respuesta a la bajada de ventas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad