Seat reduce las pérdidas a la mitad gracias a los deportivos

stop

RESULTADOS ANUALES

Ignasi Jorro

El presidente de Seat, Jürgen Stackmann, puede dejar el puesto en breve para volver a Wolfsburgo / EFE
El presidente de Seat, Jürgen Stackmann, puede dejar el puesto en breve para volver a Wolfsburgo / EFE

desde Barcelona, 18 de marzo de 2015 (13:11 CET)

Grupo Seat aún no es rentable, pero en 2014 recortó las pérdidas en un 56% hasta los 66 millones, resultado que el presidente del grupo, Jürgen Stackmann, califica de "cifras para un buen año". La marca automotriz española, parte de Grupo Volskwagen, alcanzó una facturación de 7.497 millones de euros, la cifra de negocio más alta de su historia y un 15,8% más que el año anterior.

La mejora en la cuenta de resultados de la marca, que tiene tres factorías en España (Barcelona, el Prat de Llobregat y Martorell) es también notable en el resultado bruto de explotación (ebitda), que alcanzó los 300 millones en 2014, un incremento del 36% respecto a 2013.

Ventas

¿A qué se debe la mejoría? Según el presidente del grupo, los resultados reflejan un aumento global de ventas. En efecto, Seat sacó un 10% más de coches del concesionario en 2014. La marca --la única de Volskwagen que aún genera pérdidas-- entregó el 14,5% más de unidades en España y creció a doble dígito en el Reino Unido, Alemania e Italia.

En total, el grupo ingresó 757 millones de euros adicionales por ventas directas. Lo hizo, en palabras del presidente, de dos maneras. Por un lado, leonizando la marca, esto es, vendiendo el 49,9% más del coche más deportivo de Seat. Por otro lado, la empresa ha roto parte de la dependencia que tenía en el mercado español. Ya es, ha recordado Stackmann, la segunda firma más vendida en Europa del Este tras Nissan.

Saneamiento

Holger Kintscher, vicepresidente ejecutivo de Finanzas y Organización, ha defendido que los resultados para 2014 muestran que "un paso firme hacia la rentabilidad financiera". En este sentido, el directivo ha destacado una mejora del flujo de caja: "Ha aumentado un 46% hasta los 523 millones, y nos ha permitido, por segundo año, financiar nuestras propias inversiones".

No obstante, el saneamiento lo lastran tres aspectos: uno, el aumento de personal, con 800 nuevos empleos, 350 de ellos fijos. Por otro, el aumento de amortizaciones hasta los 362 millones. "Es lógico que si Seat marcha bien, la cifra de amortizaciones aumente", ha justificado Kintscher.

Además, Seat ha absorbido el proveedor Gearbox del Prat, lo que ha "distorsionado" la cuenta de resultados.

Año en curso

En lo que respecta a 2015, el grupo promete mejoras. En primer lugar, implementará avances en la conectividad de los vehículos, que tuvieron su primera expresión en un acuerdo con Samsung cerrado en el marco del Mobile World Congress de Barcelona a principios de marzo. Los primeros vehículos con gadgets del fabricante coreano se verán en verano. 

Además, Seat concretará una promesa: empezar a producir su nueva familia todocamino. "El primer SUV de la firma lo veremos en estas fechas el próximo año. Y será un coche para comercializar, no un prototipo", ha avisado Jürgen Stackmann. El otro diseño de todocamino de Seat, el 20V20, reforzará la nueva línea del grupo, que busca a un cliente con más poder adquisitivo.

La inversión en producto supondrá un desafío para la subsidiaria de Volskwagen: aunque ha reducido la deuda total el 35%, aún arrastra más de 950 millones de euros en obligaciones a corto y largo plazo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad